Si viajas al extranjero, viaja tranquilo. Te aconsejamos contratar uno de los mejores seguros de viaje. Consigue un 5% de descuento en IATI, el seguro que usamos nosotros, AQUÍ!

Si alguna vez has intentado afrontar la titánica tarea de leer el Ulises de Jayme Joyce te habrás dado cuenta de que estás ante una narrativa insólita, innovadora y dotada de una prosa tan minuciosa que es capaz de describir a la perfección hasta la anatomía de un pensamiento.

Pero no nos engañemos. El Ulises de Jayme Joyce no es una lectura sencilla, requiere una dedicación absoluta y tener la mente completamente centrada en la misión de terminar y comprender la obra. Yo no lo conseguí. Durante la adolescencia fracasé estrepitosamente en todos los intentos que hice a pesar de que la novela venía avalada por los halagos de otros genios literarios del siglo XX como Jorge Luis Borges, Samuel Beckett, Ernest Hemingway, William Faulkner o Francis Scott Fitzgerald.

Pareja de irlandeses en la  torre Martello de Sandycove
Celebrando el Bloomsday en la torre Martello de Sandycove

El autor de Dublineses  fue muy controvertido pero también un avanzado a su tiempo. Su forma de pensar poco tenía que ver con la mentalidad ultra católica de la Irlanda de principios de siglo XX. Nadie es profeta en su tierra, y Joyce tampoco se escapó de la quema. Su figura y su literatura no gozaron de muy buena reputación entre sus compatriotas irlandeses.

No obstante, el tiempo lo cura todo y poco a poco James Joyce fue ganándose un hueco en el corazón de sus paisanos. De este modo, cada 16 de junio, desde 1954, se celebra el Bloomsday. Se trata de una fiesta que rinde tributo al escritor irlandés y a Leopold Bloom, el protagonista del Ulises. La elección de la fecha no es baladí, ya que toda la acción de la novela más influyente del siglo XX trascurre durante el 16 de junio de 1904.

Les Doherty interpretando a Leopold Bloom
Les Doherty interpretando a Leopold Bloom

Y eso es lo que acabó con mis huesos en la isla esmeralda hace unas semanas. Quería comprobar durante un viaje a Irlanda como veneraban a James Joyce en el Dublín del siglo XXI o tratar de ponerme en la piel del escritor para ver qué pensaría sobre su ciudad natal en 2013.

Aunque el Bloomsday se celebra el 16 de junio, durante la semana previa se organiza un festival con decenas de actividades interesantes para el viajero. Exposiciones de lo más variopintas, lecturas relacionadas con las novelas y obras más célebres del autor irlandés, desayunos temáticos, conferencias, representaciones escénicas… de todo y para todos los públicos.

Desayuno en el James Joyce Center de Dublín

Otro aspecto que le puede interesar al viajero de este festival son los recorridos que se hacen por algunas de las localizaciones que James Joyce describe meticulosamente en el Ulises. La preciosa torre Martello de Sandycove que nos regala unas excelentes vistas de la Bahía de Dublín, el Belvedere College donde estudió el escritor irlandés, o la fachada original del nº 7 de Eccles Street, casa de Leopold y Molly Bloom en Ulises que se conserva en el James Joyce Centre, son sólo unos pocos ejemplos

Pero si hay algo que recordaré con cariño de este viaje a Irlanda es la celebración del Bloomsday el pasado domingo 16 de junio. Hay un programa oficial que trascurre en su mayoría en el James Joyce Centre y cuyo plato principal es un tradicional desayuno irlandés. Los asistentes van vestidos con ropa de principios del siglo XX mientras un grupo de actores y músicos encabezados por Les Doherty (que interpreta a Leopold Bloom) no paran de arrancar carcajadas a los comensales con sus chanzas y habilidades interpretativas.

Desayuno en el Davy Byrne's pub
Desayunando en el Davy Byrne’s pub

Estas actuaciones pueden resultar curiosas pero, si me tengo que quedar con un momento estelar del Bloomsday escogería el ambientazo que había la mañana del domingo en el Davy Byrne’s pub. En la novela Bloom se toma un sandwich de queso gorgonzola y un vaso de borgoña en este local, así que decenas de dublineses se acercaron hasta allí para imitar el irreverente protagonista del Ulises.

No cabía ni una aguja, pero todo eran risas miradas de complicidad y algarabía. Estoy seguro de que a James Joyce se le iluminarían los ojos tras sus gafas redondas y esbozaría una gran sonrisa mientras intentaría pasar desapercibido entre la multitud agolpada en este sensacional escenario del Dublín del siglo XXI.

Estatua de James Joyce en Nort Earl Street de Dublín

Y es que en los pocos días que estuve en Dublín me di cuenta de que el ambiente festivo, la cultura y la hospitalidad son inherentes a la esencia irlandesa. El Bloomsday es sólo una pequeña muestra de lo que te puedes encontrar en los viajes a Irlanda este año, ya que durante todo el 2013 y bajo el denominador común de The Gathering Ireland se van a celebrar más de 4.000 eventos para dar a conocer las tradiciones irlandesas. Prometo volver a por una segunda ronda.

Pau García Solbes
Soy periodista y creador de contenidos de viajes profesional. Soy Licenciado en Ciencias de la Información en la especialidad de Periodismo. He trabajado y colaborado en numerosos medios de comunicación en temas relacionados con Internet, nuevas tecnologías y turismo. Además, soy co-autor del libro Viajar con niños, el manual para preparar tus vacaciones en familia de La editorial viajera.

1 COMENTARIO

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Si alguna vez has intentado afrontar la titánica tarea de leer el Ulises de Jayme Joyce te habrás dado cuenta de que estás ante una narrativa insólita, innovadora y dotada de una prosa tan minuciosa que es capaz de descri……

  2. Muy buen post Pau. Me alegro que hayas disfrutado por Irlanda. Hay un libro de Joyce más sencillo de leer, es Dublineses. Por otro lado, como te dije en twitter, te recomiendo los cómic de Alfonso Zapico sobre Joyce: La ruta Joyce y Dublinés. Son dos libros fantásticos y ayudan a entender la vida del genial escritor irlandés.Un abrazo amigo

    • Bienvenida a ‘el pachinko’. No sé si los hacen todo el año, pero sí la semana previa el Bloomsday. No obstante, la ciudad está repleta de referencias al escritor dublinés.

  3. Aunque soy más fan de ‘Dublineses’ que de ‘Ulises’, me parece un evento atractivo donde los haya. Ya podíamos aprender en España a hacer lo mismo para rememorar las grandes obras de Galdós o Valle-Inclán 🙂 ¡Un abrazo, Pau!

  4. Viví medio año en Dublín (pero creo que en los meses equivocados… otoño e invierno) y no sabía que existía esta celebración. Me había dicho que en Dublín ya había visto todo lo que quería conocer pero tal vez tenga que darle otra oportunidad a la ciudad, tu artículo ha despertado mi curiosidad viajera. 😉

    Un saludo,
    Sonia.

  5. Irlanda es el país extranjero que más aprecio le tengo ya que me acogió durante un tiempo. Me ha dado muy buenos recuerdos volver a ver tu última foto, he caminado por ahí infinidad de ocasiones.

    James Joyce es todo un idolo en Dublín, aunque… para los irlandeses cualquier ocasión es buena para celebrar algo, el día de arthus guiness por ejemplo es otro ejemplo de ello :).

    Saludos,
    Jesús
    vero4travel

  6. Que grandes son en Dublin y en Irlanda amigo Pau!! El Bloomsday es solo un ejemplo más de una cultura y una gente que me encanta. Por cierto, que la gastronomía me sorprendió mucho, para bien. De la cerveza mejor no hablamos…. Abrazote

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí