Si buscas un hotel rural con desayuno brutal o alojamiento en la ciudad te aconsejamos reservar AQUÍ. Suelen sacar descuentos de temporada y es muy sencillo de utilizar.

Hay ocasiones que merece muchísimo la pena vivir una experiencia sin tener ni idea de lo que vas a ver o sin saber qué te vas a encontrar. Ir a ciegas muchas veces tiene sus ventajas y eso es justo lo que me ha sucedido recientemente con la Vela Latina Canaria en Las Palmas de Gran Canaria.

Admito que las únicas regatas que había visto en mi vida eran cachitos por la tele, sobre todo, cuando coincide con los Juegos Olímpicos y toca celebrar una medalla de algún deportistas español. Verlo en directo y desde el mar es otra cosa muy distinta, una vivencia inolvidable y gratamente recomendable… aunque sea un marinero de agua dulce.

Cuando ver Vela Latina Canaria en Las Palmas de Gran Canaria

Tras pasar unas cuantas horas con los regatistas antes, durante y después de una prueba me di cuenta de que esta práctica va mucho más allá del deporte y la pura competición. Se trata de una tradición muy arraigada, una experiencia auténtica como pocas y, especialmente, una expresión increíble de compañerismo y camaradería.

Muy atento que te cuento cómo disfrutar de una regata o pega de Vela Latina Canaria en tu visita a Las Palmas de Gran Canaria, un deporte único reconocido como Bien de Interés Cultural desde 2016.

El origen de la Vela Latina Canaria

Momento de la regata

Antes de disfrutar de una regata de Vela Latina Canaria debemos remontarnos muchos siglos atrás. El objetivo descubrir el origen de este tipo de embarcaciones que se mueven propulsadas con una vela de cuchillo o triangular de grandes dimensiones.

No sé conoce exactamente cuando se produce el nacimiento de este tipo de botes ideales para navegar contra el viento y de rápida maniobra. No obstante, la hipótesis más aceptada es que los navegantes fenicios o las culturas del río Nilo la trajeron este tipo de vela cuando llegaron al mar Mediterráneo.

De hecho, un bajorrelieve en una lápida funeraria del siglo II a. C. hallada en una necrópolis griega es la representación más antigua que se conserva de una vela latina.

¿Y cuándo llegaron estas embarcaciones a las Islas Canarias? Se habla de un comerciante genovés en el siglo XIV, aunque lo más seguro es que su instauración plena comenzara en el S.XVII cuando empiezan a utilizarse para la pesca, el comercio o la navegación del litoral.

Las Palmas de Gran Canaria y el oficio de cambullonero

vela latina canaria 4 botes

La llegada de la Vela Latina Canaria a la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria se asocia a la figura del cambullonero y se remonta a finales del siglo XIX.

Por aquella época el Muelle de La Luz era de difícil acceso y no gozaba de buenas infraestructuras para el comercio. Así surgió el oficio de los cambulloneros, quienes eran los encargados de llevar a cabo las transacciones comerciales entre los barcos atracados en el muelle y los comercios locales emplazados en tierra.

La proliferación de esta actividad comercial junto con el crecimiento del barrio marinero de San Cristóbal ocasionó un aumento muy significativo de las embarcaciones que se dedicaban a la pesca de bajura… y también origina la aparición de los primeros botes recreativos y de competición.

Como bien habrás deducido, los botes de Vela Latina Canaria de Las Palmas de Gran Canaria son la evolución de aquellas embarcaciones que se utilizaban por los cambulloneros y pescadores.

La primera regata o pega de Vela Latina Canaria de Las Palmas de Gran Canaria tuvo lugar el 24 de Julio de 1904 durante las Fiestas Patronales del barrio de San Cristóbal… y 118 años después pude verlo con mis propios ojos y disfrutar de una experiencia apasionante.

Cómo disfrutar de la Vela Latina Canaria en Las Palmas de Gran Canaria

En mi última visita a Las Palmas de Gran Canaria tuve la enorme suerte de poder convivir una jornada con gente de la Federación de Vela Latina Canaria y los miembros de varias de las embarcaciones. También disfrutar de una regata desde el mar en uno de los barcos de la organización que seguía la estela de los regatistas.

Toda la gente con la que hablé se mostraba tremendamente orgullosa tanto por el deporte que practicaban como por hacerlo, según ellos, en «uno de los mejores campos de regatas de España».

Pau y el presidente de la Federacion de Vela Latina Canaria

La verdad es que pese a ser un neófito en la materia, todos (desde el presidente Bernardo Salom hasta el último regatista) me acogieron con los brazos abiertos y enseguida me trataron como uno más de la familia.

Y esa es la impresión que me llevé, que el mundillo de la Vela Latina Canaria es como una gran familia que vive y habla de este deporte con una pasión desbordante y contagiosa.

Una jornada de Vela Latina Canaria

Preparando los botes para la regata

Aunque las competiciones de Vela Latina Canaria en Las Palmas de Gran Canaria suelen empezar a las 5 de la tarde, los tripulantes y aficionados acuden a la sede de la Federación en el Muelle Deportivo para preparar la competición y vivir una jornada de hermanamiento.

Allí es donde vi por primera vez un bote de Vela Latina Canaria que tiene unas dimensiones de 6,55 metros de eslora, 2,37 de manga y 1,35 de puntal. Sin embargo, lo que realmente me llamó la atención fue cuando una de las embarcaciones desplegó la gigantesca vela de tres puntas que oscila entre los 12 y 13,5 metros.

Esta diferencia de tamaño entre bote y vela hace que la embarcación sea muy difícil de navegar, así que la tripulación de entre 9 y 13 miembros debe emplearse a fondo para poder maniobrar y competir a tope en las regatas. La pericia del capitán en la gestión de sus marineros y los sacos de lastre es crucial para hacerse con la victoria.

Un deporte intergeneracional e inclusivo

Comiendo antes de la regata de Vela Latina Canaria

Mientras se pone todo a punto para la regata, la «familia» de la Vela Latina Canaria pasa una jornada de lo más divertida. Se preparan grandes mesas para comer, charlar y coger fuerzas para la posterior batalla. Parece más una peña o una asociación lúdica que un grupo de gente que está a punto de competir.

Un elemento que me llamó poderosamente la atención es que alrededor de las mesas y los botes se pueden ver personas de varias generaciones juntos, pues es una tradición que pasa de padres a hijos… e hijas.

Y hago esta distinción porque en la Vela Latina Canaria las tripulaciones pueden ser mixtas, con regatistas hombres y mujeres. Un caso muy especial es el del bote Tara del Mar, cuya tripulación está compuesta íntegramente por mujeres y compite de igual a igual con el resto de embarcaciones desde 1998.

Emoción desde el primer momento

Vela Latina Canaria colgados

Y sin tener ni idea de vela, de repente me vi en una embarcación de la Federación que iba a seguir a los barcos que esa tarde competían en uno de los campos de regatas más espectaculares de España.

El recorrido va aproximadamente desde la estatua de El Tritón cerca de la playa de la Laja hasta el Muelle Deportivo cerca del Club Náutico. Esta distancia se recorre aproximadamente en una hora y 15 minutos dependiendo de la pericia de las tripulaciones y de la fuerza de los viento alisios.

A pesar de que la embarcación se movía en un continuo sube y baja, la regata se me hizo súper corta y emocionante. Acabé calado hasta los huesos, pero no quise moverme de la proa para no perder detalle. Un peaje que nada tiene que ver con el esfuerzo de los regatistas tratando de gobernar los indómitos botes de Vela Latina Canaria.

Regata de Vela Latina Canaria

Constantes virajes, cambios de un lado a otro, achicar agua sin parar… todo en una batalla táctica súper emocionante que va de principio a fin y que requiere un esfuerzo físico y mental titánico.

Además, tuve la gran suerte  de contar con una guía excepcional, ya que Atenea del bote Tara del Mar me iba contando todos los secretos y entresijos de la competición para que no perdiera detalle de nada… así da gusto iniciarse en un mundo nuevo.

Cuando termina la regata se recogen los botes y sigue la fiesta en el Muelle Deportivo… hasta la semana siguiente.

Cuándo se pueden ver las regatas de Vela Latina Canaria

Vela Latina canaria LPAvisit - LPGC

El calendario de la Vela Latina Canaria depende de los vientos alisios. Se compite desde el mes de abril hasta septiembre, aunque se descansa el mes de agosto. Las regatas suelen ser los sábados a las 17:00 horas, aunque algunos domingos también se compite.

Puedes consultar el calendario en la web de la Federación de Vela Latina Canaria.

La Vela Latina Canaria como experiencia turística

vela latina canaria y la aficion

Entiendo que fue todo un privilegio poder seguir desde el mar las regatas de Vela Latina Canaria, aunque los turistas y aficionados también pueden seguir esta competición desde tierra… y es igualmente emocionante.

De hecho, Guaguas Municipales de Las Palmas de Gran Canaria habilita un servicio municipal gratuito que acompaña en su recorrido habitual de la pega.

El autobús parte una hora antes del inicio de la competición desde la Plaza de Manuel Becerra para dirigirse al Muelle Deportivo, donde recoge a los aficionados a este deporte que se dan cita en la dársena.

El servicio sigue la regata desde el litoral realizando hasta 18 paradas para que los aficionados de este deporte centenario puedan bajar del vehículo y seguir el recorrido de los botes y sus pericia.

El itinerario del servicio especial de Vela Latina finaliza en la Avenida Juan XXIII, lugar próximo a donde concluye la prueba y los botes tienen su sede, así que puedes acercarte al Muelle Deportivo a conocer a los regatistas y unirte a la fiesta de la «familia» de la Vela Latina Canaria.

Bici-paseos en Sítycleta para ver la Vela Latina Canaria

El Triton de Las Palmas de Gran Canaria

Por otro lado, Sagulpa, en colaboración con la Federación de Vela Latina Canaria y CanaryCleta Bike Tour, ha puesto en marcha bici-paseos guiados a bordo de la Sítycleta para dar a conocer este deporte autóctono de Las Palmas de Gran Canaria y acercarlo a la población local y turistas.

Los bici-paseos tienen unas 3 horas de duración y su objetivo es realizar un seguimiento de la regata y contar historias divertidas y amenas de la ciudad en relación al mundillo de la Vela Latina Canaria.

El recorrido comienza desde la salida de los botes de la Playa de la Laja –hasta donde se puede ir utilizando el transporte gratuito de Guaguas Municipales– y termina en la Sede de la Federación de Vela Latina Canaria, donde sus miembros cuentan la historia de este deporte.

Se recomienda a las personas que realicen los bici-paseos que asistan con ropa cómoda, calzado cerrado, protección contra el sol, agua y fruta, cascos y prismáticos. Esta actividad está pensada para mayores de 16 años y grupos de 16 personas máximo.

Puedes reservar esta experiencia a través del teléfono 689507604 o la web de Canarycleta. El precio es de 2,5 euros para los usuarios de Sítycleta y de 5 euros para el resto.

¿Te animas a ver una regata de Vela Latina Canaria en Las Palmas de Gran Canaria? ¿Qué te parece esta experiencia? ¡Esperamos tus comentarios!

Tienes más información en la web de turismo de Las Palmas de Gran Canaria o en nuestro artículo sobre qué ver en Las Palmas de Gran Canaria.

Pau García Solbes
Soy periodista y creador de contenidos de viajes profesional. Soy Licenciado en Ciencias de la Información en la especialidad de Periodismo. He trabajado y colaborado en numerosos medios de comunicación en temas relacionados con Internet, nuevas tecnologías y turismo. Además, soy co-autor del libro Viajar con niños, el manual para preparar tus vacaciones en familia de La editorial viajera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí