Si viajas al extranjero, viaja tranquilo. Te aconsejamos contratar uno de los mejores seguros de viaje. Consigue un 5% de descuento en IATI, el seguro que usamos nosotros, AQUÍ!

Acabamos de regresar de uno de esos destinos en los que el otoño se deja ver con fuerza. Dicen que es uno de los secretos mejor guardados de los berlineses, de hecho, está ubicado a sólo 100 kilómetros al sur de la capital de Alemania.

Allí se encuentra el bosque del Spree (Spreewald), una reserva de la biosfera, conocida por albergar más de 200 canales navegables que puedes descubrir en barca tradicional, canoa o kayak. También por contar con una colección de pueblecitos encantadores.

En pleno corazón de este bosque, se encuentra un pueblo tradicional y pintoresco llamado Lübbenau y, si no te suena, no te preocupes. Es normal, ya que no se trata del pueblo más turístico de Alemania, y es precisamente en ese hecho en donde reside todo su encanto. Te ayudamos a conocer este lugar, tan cercano a Berlín como recóndito.

Los imprescindibles para ver en Lübbenau

Que visitar en Lubbenau en SpreeWald Alemania

Lübbenau es un pueblo pequeño de Brandemburgo, que no alcanza los veinte mil habitantes y que no es especialmente turístico a pesar de ser el más relevante de la zona de Spreewald. Esto significa que es el lugar perfecto para unas vacaciones tranquilas y verdes, ya que esta zona de Alemania es un claro ejemplo de destino sostenible.

Además, pese a su tamaño tiene algunas peculiaridades, ya que en la zona de Spreewald habitan los sorbios o sorabos son un pueblo eslavo occidental reconocido en Alemania como minoría nacional.

A continuación, hacemos un repaso por los mejores lugares que ver en Lübbenau, así que toma buena nota de ellos para que no te pierdas nada en tu viaje a este idílico rincón de Alemania..

Spreewald Museum: un museo muy singular

Tren del Spreewald Museum en Lubbenau

El Spreewald Museum es el lugar perfecto para conocer cómo era la vida de una ciudad típica de Spreewald en el pasado con colecciones de trajes típicos tradicionales de los sorbios.

Está ubicado en uno de los edificios más emblemáticos del centro de la localidad, el Torhaus am Topfmarkt, que solía ser el edificio de usos múltiples de la ciudad. Albergaba el ayuntamiento, la prisión, la comisaría y el tribunal del distrito real. Queda muy cerca de la imponente iglesia barroca de San Nicolás (Nikolaikirche) y la plaza del Mercado.

Desde noviembre hasta el final de marzo, el horario del museo es de martes a domingo de 11 de la mañana a 4 de la tarde. Y, durante la visita, podrás descubrir, entre otras cosas, cómo eran los comercios y oficios de los habitantes de la zona hace uno o dos siglos.

Spreewald Museum en Lubbenau

Para los niños, algunas de las exposiciones están preparadas con juegos y cuestionarios. En este museo, encontrarás parte de las leyendas escritas también en inglés, no solo en alemán, algo que agradecerás durante tu visita a Lübbenau.

Con la misma entrada puedes acceder al Spreewaldbahn, donde podrás visitar por dentro una máquina locomotora de carbón real.

El castillo de Lübbenau y su precioso parque

El castillo de Lubbenau

Es inevitable que te llame la atención el castillo de Lübbenau (Lübbenau Schloss). En realidad es un precioso palacio renacentista cuyo aspecto actual data del siglo XIX. Hoy en día alberga un hotel de 4 estrellas que impresiona por dentro y por fuera.

Aunque el castillo es actualmente un edificio privado, el precioso parque que lo rodea se puede visitar libremente y es una auténtica gozada. Nosotros tuvimos la suerte de visitarlo en otoño y el juego de colores ocres y rojos es una maravilla.

El parque del castillo de Lubennau

Además, el parque cuenta con torres de escalada, toboganes, areneros y todo tipo de actividades para los niños, y zonas de descanso para los mayores. Es importante mencionar que la zona del parque infantil está vallada, para que puedas estar tranquilo mientras tus hijos juegan protegidos del tráfico.

Brauhaus und Pension Babben: una cervecería con más de 300 años

Si quieres disfrutar de una buena cerveza o, simplemente, quieres probar una de las más famosas de la zona, tienes que hacer una visita a la cervecería Babben de Lübbenau. Una cervecería cuyos registros más antiguos encontrados datan del año 1670, por lo que tiene más de 350 años.

A pocos minutos de la plaza del mercado de Lübbenau, podrás probar una cerveza artesanal y natural que estamos seguros de que te encantará. Además, si quieres pasar la noche en el pueblo, es interesante tener en cuenta que la cervecería también cuenta con alojamiento a buen precio.

Además de degustar una rica cerveza, la zona de Spreewald es conocida por la elaboración de pepinillos, de hecho, los expertos en la materia los consideran los mejores del mundo. No dejes de probarlos en tu visita a Lübbenau, pues los preparan de muchas formas y sabores. Incluso hay una milla de los pepinillos o Gherkin Mile.

Un paseo en barco por los canales de Spreewald

Paseo en barca por Lubbenau

No puedes hacer una visita a Spreewald y no pasear en barca, canoa o kayak por los canales. Durante el paseo en barca, no solamente podrás navegar por los canales sino, además, ir parando en las diferentes casas y tiendecitas que hay a los lados. Es probablemente la actividad más popular que hacer en Lübbenau y alrededores.

La paz que se respira cuando solo oyes los remos en el agua y las vistas del pueblo desde los canales son indescriptibles, y estamos completamente convencidos de que será un paseo inolvidable. Tanto, que te animamos a hacerlo, incluso si no te estás alojando en Lübbenau.

El pueblo está a poco más de una hora de Berlín y, en un viaje romántico, esta escapada será perfecta para salir del ajetreo de la ciudad y retroceder algunos siglos en el tiempo. No te arrepentirás de visitar este destino verde de Alemania.

Spreewelten Bad: un balneario donde nadar con pingüinos

Planes para hacer en Lubbenau

La zona de Spreewald también es célebre por sus aguas termales y Lübbenau tiene uno de los balnearios más llamativos de todo el país. El motivo es que, en una de sus piscinas, puedes nadar con los pingüinos.

Es un lugar divertido y agradable donde pasar unas horas o un día, especialmente si vas en familia. Puedes comer dentro del mismo recinto y los precios no son excesivos.

Sin embargo, incluso si has reservado tu entrada por Internet, te recomendamos que vayas temprano y que te armes de paciencia. Las colas para entrar suelen ser bastante largas, especialmente en temporada alta.

Puedes ir al spa cualquier día del año, menos el 24 y el 25 de diciembre. El horario de apertura es siempre el mismo: las 10 de la mañana. Sin embargo, cambia el horario de cierre:

  • De jueves a domingo, cierra a las 10 pm.
  • Viernes y sábados, a las 11 pm.
  • La noche de fin de año, el spa cierra a las 9 pm.

En cuanto a los precios, dependen mucho de lo que elijas. Un adulto podrá entrar dos horas por 16 €, o todo el día por 25 €. Si vas en familia, dos adultos y un niño podrán entrar por 55 € (más 10 € por cada niño adicional). La buena noticia es que si tu hijo no tiene aún los 4 años, entrará gratis.

Freilandmuseum Lehde: un museo al aire libre en Lehde

Museo al aire libre de Lehde

A muy pocos minutos de Lübbenau, se encuentra el Museo al aire libre de Lehde, uno de los mayores atractivos de la zona de Spreewald, ya que puedes conocer cómo era la vida en el siglo XIX.

Pintoresco, llamativo y muy tradicional. Este museo te transporta en el tiempo y te lleva a conocer las costumbres de los sorbios y de los habitantes de esta zona hace casi 200 años.

Es muy interesante, tanto para adultos como para niños. La ropa, la decoración, la arquitectura y hasta la comida te ayudarán a conocer mejor el estilo de vida de los sorbios. Las casas de entramado de madera son realmente preciosas.

Eso sí: este museo, al ser al aire libre, está cerrado durante la temporada de invierno. Así que hasta el 1 de abril no estará abierto de nuevo. Es uno de nuestros planes recomendados que hacer en Spreewald con niños.

Qué tener en cuenta si viajas a Lübbenau

Consejos para visitar Lubbenau en Alemania

Es importante que tengas en cuenta que se trata de una zona poco turística, con núcleos urbanos poco poblados y enclavada en mitad de una una Reserva de la biosfera de la UNESCO.

Esto implica que quizás no encuentres todas las facilidades de otros lugares más turísticos de Alemania como la Selva Negra. Por ejemplo, en nuestro viaje de otoño la mayoría de comercios cerraban antes de las 5 (a las 4 era de noche) y dependiendo de que zona los restaurantes sólo abrían para comer.

Quienes te atenderán en casi todos los comercios, museos, etc. están acostumbrados a que el poco turismo recibido en el pueblo sea alemán. Por eso, no te extrañes si no encuentras a muchas personas que te puedan atender en inglés o en otro idioma.

Las cartas de los restaurantes están también en alemán, así que nosotros utilizamos el traductor de Google Lens y así evitas la barrera idiomática. No está de más que aprendas algunas palabras básicas en alemán, la gente lo agradece y arrancas más de una sonrisa.

Quizás, éste sea el precio que hay que pagar por visitar un lugar tranquilo, pintoresco y sin explotar. Por eso, asegúrate de controlar el funcionamiento del intérprete de Google y ¡disfruta de tu visita a Lübbenau!

Tienes más información de este idílico destino en la página oficial de Destino Alemania,  también en la web de Turismo de Spreewald (en inglés) y en nuestro artículo sobre qué ver en Spreewald.

Pau García Solbes
Soy periodista y creador de contenidos de viajes profesional. Soy Licenciado en Ciencias de la Información en la especialidad de Periodismo. He trabajado y colaborado en numerosos medios de comunicación en temas relacionados con Internet, nuevas tecnologías y turismo. Además, soy co-autor del libro Viajar con niños, el manual para preparar tus vacaciones en familia de La editorial viajera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí