Si viajas al extranjero, viaja tranquilo. Te aconsejamos contratar uno de los mejores seguros de viaje. Consigue un 5% de descuento en IATI, el seguro que usamos nosotros, AQUÍ!

Seguro que Alexandre Gustave Eiffel no imaginó la repercusión que tendría el proyecto que ideo para la Exposición Universal de 1889 en París. Su Torre Eiffel se ha convertido en el icono de la ciudad, de Francia y seguramente en uno de los monumentos más reconocibles del mundo entero junto a la Estatua de la Libertad, el Coliseo de Roma o el Machu Picchu.

Por méritos propios (y también gracias al marketing) se ha transformado en el oscuro objeto de deseo para todos aquellos que emprenden un viaje a París y nosotros también ansiábamos su presencia tanto como Gollum anhelaba al anillo único. ¿Te irías de París sin subir a la Torre Eiffel? Pues sí amigos y amigas de Que ver en tus viajes, somos de ese extraño grupo de personas que no quiso aguantar colas de varias horas para fotografiar la Ciudad de la Luz desde uno de sus miradores más conocidos y por contra decidimos disfrutar de nuestro tiempo en la capital de Francia en otros menesteres menos populares.

Las colas en los monumentos de París

Alexandre Gustave Eiffel

No es sólo una particularidad de la Torre Eiffel. Teníamos la agenda repleta de interesantes propuestas tras leer con atención todas tus recomendaciones para la primera vez en París, pero muchas de ellas se frustraron por el mismo motivo: las interminables colas. Pensábamos que tras haber logrado un rinconcito para contemplar el Partenón de Atenas en pleno mes de agosto o sobrevivir al cruce de Shibuya en Tokio, estábamos preparados para la muchedubre, pero la realidad fue muy distinta.

Viajamos a París en Navidad y por lo visto no fuimos los únicos que tuvimos esa idea. No podía cabía ni un alfiler más en le cité lumière. Resulta muy frustrante para un viajero (o cualquier persona) perder tanto tiempo en una cola, así que tras «desaprovechar» una mañana entera para subir a as torres de Notre Dame nos prometimos que eso no volvería a suceder en el lo que nos quedara de viaje. Y así lo hicimos.

Comprar la entrada para visitar la Torre Eiffel

Debajo de la Torre Eiffel de París

No obstante, seguro que te apetece subir a la Torre Eiffel. En ese caso, te recomendamos que no cometas los mismos errores que nosotros y eso empieza por reservar alguna excursión en español que incluya la visita a la Torre Eiffel antes del viaje. Nosotros fuimos procrastinando antes de hacer esta tarea y cuando quisimos adquirir los tickets ya se habían agotado las entradas anticipadas de todos los días que íbamos a estar en París.

A pesar de todo (la esperanza es los último que se pierde), fuimos hasta la Torre Eiffel para ver si podíamos comprar las entradas en taquilla. ¡Ilusos! había más gente haciendo cola que bañistas en las playas de Benidorm un 15 de agosto. Nos quedamos sin el premio gordo y con el rabo entre las piernas hicimos unas cuantas fotos por los alrededores del monumento, pero al ver el panorama y la cantidad de gente que había pasamos a otra cosa, mariposa. Si dispones de algo más de tiempo, estás en buenas forma y no tienes vértigo puedes subir a pie. También te puedes animar con estas excursiones en español por París.

Miradores de París, alternativos a la Torre Eiffel

El Arco del Triunfo de París

Si al final tienes tan mala suerte como nosotros con las entradas de las Torre Eiffel o te topas con una marabunta de gente haciendo cola, existen algunas alternativas muy interesantes para divisar París desde las alturas y tomar buenas instantáneas de la capital de Francia.

Por ejemplo, el Arco del Triunfo. También suelen haber muchas colas para adquirir el ticket de acceso, pero con el el Paris Museum Pass te ahorras la espera y puedes ver casi todos los iconos de París desde su mirador (empezando por los Campos Elíseos).

La Torre Eiffel de París de noche

Otras alternativas son la mencionada Notre Dame, El Panteón, la Torre de Montparnasse o el Sacré-Coeur en Montmartre, con una panorámicas de París realmente exquisitas a no ser que la niebla os juegue una mala pasada.

¿Te irías de París sin subir a la Torre Eiffel? Nosotros sí, aunque ese pequeño gran detalle no empañó para nada nuestra estancia en la capital de Francia. Si viajas a París, en breve, no te desanimes, ármate de paciencia si decides visitar alguno de sus monumentos más conocidos y, sobre todo, improvisa. En cualquier rincón de la Ciudad de la Luz puede aparecer la magia como bien descubrieron Víctor Hugo, Descartes, Molière, Voltaire, Monet, Matisse, Buñuel, Hemingway, Joyce, Picasso, Cortázar, Woody Allen…

Pau García Solbes
Soy periodista y creador de contenidos de viajes profesional. Soy Licenciado en Ciencias de la Información en la especialidad de Periodismo. He trabajado y colaborado en numerosos medios de comunicación en temas relacionados con Internet, nuevas tecnologías y turismo. Además, soy co-autor del libro Viajar con niños, el manual para preparar tus vacaciones en familia de La editorial viajera.

1 COMENTARIO

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Seguro que Alexandre Gustave Eiffel no imaginó la repercusión que tendría el proyecto que ideo para la Exposición Universal de 1889 en París. Su Torre Eiffel se ha convertido en el icono de la ciudad, de Francia y seguramente…..

  2. Yo siempre que he estado he acabando subiendo a pie (si, a pie, como una campeona y a pesar de que las alturas me dan miedo… un poco) precisamente por las colas. Eso sí, hace algunos años que no vuelvo, y me da que el tema de las colas se ha puesto aún peor que allá por 2009 (mi última vez en Paris)… Para las torres de Notre Dame mi truquito fue llegar 1 hora antes de que abriera la taquilla… Porque, como a cualquiera, odio perder tiempo haciendo colas cuando hay tanto por ver y por hacer!

    Un abrazo

    • Subir a pie… estás hecha una campeona 😀

      Probablemente París y sus principales monumentos haya sido el lugar del mundo donde más colas he visto. Como bien dices, merece la pena descubrir otros lugares menos conocidos pero que seguro que reportan muy buenas experiencias.

    • Yo he ido muchísimas veces a París, sobre todo porque estuve viviendo en Francia por 6 meses hasta marzo del 2012, y la verdad es que cada vez que iba por la Torre Eiffel (me gusta caminar por ahí), veía colas más largas.
      Un día fui poco después de amanecer a Trocadero para hacer fotos con el sol desperezándose, y cuál fue mi sorpresa al bajar luego y ver que ya había una cola inmensa… Definitivamente, compra por internet, como ha dicho Pau.

    • Pues yo subi alla por 1994,no habia colas,pero me produjo un fuerte dolor de cabeza,a mi este monumento me gusta por él mismo,me gusta verlo de lejis de cerca debajo,volvi a Paris en el 2010 y me paso lo anterior,me dejo indiferente,eso si para mi la torre me sigue impresinando,un amasijo de hierro en la que se supone que es una de las mas bellas capitales mundiales,a mi no me gusta…….pero la Torre Efieel me encanta

      • Bienvenida a ‘el Pachinko’ Mayte y muchas gracias por compartir tu experiencia… es un icono que viste muchísimo la ciudad… aunque no es imprescindible subir para disfrutar de París ni de la torre 😀

  3. Nosotros organizamos el viaje a París sólo con quince dias de margen así que cuando fuy a comprar las entradas anticipadas por internet sólo quedaban para subir hasta la mitad y a las 23:00 de la noche.

    Y nos quedamos con la espinita de no haber llegado aún más alto, aunque eso nos servirá de escusa para regresar a París (eso si, creo que nosotros lo haremos en ascensor, que ya de por si forma parte de la atracción turistica).

    Yo recomiendo la experiencia y si podeis id mejor el ultimo dia, cuando ya hayais visitado otros sitios porque desde la torre eiffel los vereis con otros ojos.

    Una lástima que te quedaras sin subir

  4. Es que las fechas en que fuisteis estaría París hasta los topes, aparte de la cola habitual. Yo estuve en septiembre de 2009 y subí sin esperar demasiado, sólo unos 20 minutos de cola. Planeé la visita a la torre contando con varias horas de margen y tenía asumido que la espera sería larga, pero yo no me iba de París sin subir. Al final la cola fue corta y me sobró tiempo, así que me subí en el batobus para dar una vuelta por el el Sena, cosa que no tenía prevista. Eso sí, a la torre yo subí en ascensor hasta el primer piso, al segundo por las escaleras y al tercero tiene que ser en ascensor sí o sí. Luego, a la bajada lo hice por la escalera a partir del segundo piso y me dio un vértigo de narices porque entre los escalones se ve el suelo y a la gente allá abajo, como hormiguitas.

    Donde sí esperé como dos horas y media fue para subir a las torres de Notre-Dame, pero no me arrepiento porque también contaba con la espera y era algo que quería hacer. No me perdonaría no haber subido. Donde menos cola hice fue en el Arco del Triunfo, que hay también unas vistas espectaculares de París.

    ¡Un saludo!

    • Me alegro de que lo consiguieras 😀

      Nosotros también tomamos el barquito para ver París desde el Sena y lo utilizamos como momento de desconexión tras tanta espera.

  5. Nosotros Notre Dame lo vimos justo cuando abren, primero interior y luego una media hora de cola hasta que abrieron los accesos de la torre, ese lugar, junto con la Torre Eiffel y el Louvre, son 3 rincones que poco o mucho, hay que hacer cola si se quiere ver.

    Nosotros tuvimos mucha suerte con la Torre Eiffel, calculo que estaríamos una hora o así y ya subimos a pie, me encantan las alturas y era algo que tenía que hacer sí o sí 😀

    • Para el Louvre nos ahorramos la cola con el Paris Museum Pass y fue una gozada después de lo vivido en Notre Dame.

      Sinceramente este viaje fue muy de relax y poco de turismo, en otras ocasiones nos preparamos muy bien el itinerario, pero aquí improvisamos y no madrugamos demasiado.

  6. En mi caso fui este pasado enero y tuve «semi» suerte» porque, sin tener reserva, pude subir a la mitad de la Torre Eiffel porque si hubiera subido a lo más alto no hubiera disfrutado de las vista porque estaba París bajo una espesa niebla.

    Esta Eiffel es como la lotería!!!!

    En fin, espero tener más suerte en otra ocasión.

  7. Pues yo estuve solo un día, y no tenía intención de subir. Pasé por la mañana y había grandes colas. Pasé después al atardecer y casi no había cola, así que aproveché para subir. Tomé fotos del anochecer en la primera planta, y de noche desde arriba de todo. Me salió la jugada redonda, y sin pretenderlo.

    Consejo: ir justo antes del atardecer, para poder ver las vistas de día y de noche. Curiosamente a esa hora hay menos cola, al menos el día que fui yo!

  8. Una de las cosas que debemos hacer al visitar una ciudad muy turística es averiguar qué cosas se pueden reservar por internet, pues en muchos casos vale la pena hacerlo. Yo siempre recomiendo reservar por internet las entradas a la Alhambra de Granada, la Sagrada Familia de Barcelona, los Palacios Imperiales de Kioto y Tokio (son gratis, pero el aforo es muy limitado y vale la pena tenerlo reservado), etc. Y por supuesto, si vas a un sitio donde acaban de abrir una atracción, trata de reservarla por internet también. Nosotros reservamos justo a tiempo nuestra visita a Titanic Belfast cuando fuimos el año pasado, tras unas semanas de haber abierto. ¡Menos mal!

  9. Pau, a nosotros nos pasó lo mismo, hemos visitado París 3 veces, 15 días cada vez y no fuimos capaces de esperar las interminables colas, y es que París es mucho mas que La Torre Eiffel. Un saludo

  10. Las dos veces que he visitado París (hace ya bastantes años) si que he subido la Torre Eiffel: la primera vez hasta el segundo piso y, en la siguiente ocasión, hasta el tercero, la cumbre.

    Pero París ofrece taaaaantas cosas que el no haber subido no nubla la visita. Con lo viajera que es vuestra familia, ya habrá otra ocasión.

    Petons !!

  11. Dos años viviendo en esa ciudad y JAMAS subí a la torre 😉

    eso si, quizás otro mirador es la Tour Montparnasse, con la peculiaridad de no estar en ningún monumento y poderlos ver TODOS 🙂

  12. En algún momento de la vida hay que subir, pero tampoco es que sea una experiencia extrasensorial. Es más por currículum que por otra cosa XD Las vistas son mejores desde el Arco del Triunfo (lo de laTorre Eiffel nos recuerda a Nueva York: desde el Empire State no se ve el Empire State).

    Suponemos que ya te lo habrán dicho, pero con un madrugón te evitas las colas. Ya sabes para la siguiente! 😛

  13. Fíjate, yo la primera vez que fui a París tampoco subí a la Torre Eiffel. Y no se si había cola pero fui un fin de semana y quería ver tanto que acabé por dejarme el icono más visitado de la ciudad… subí al arco de Triunfo, a Notre Dame, entré en el Louvre, entré en Les Invalides… pero nada, la Torre Eiffel se me resisitió pero eso me sirvió como motivo para volver a París.

    Espero que para vosotros sea igual, una excusa para repetir en París. Aunque suele haber mogollón de gente si evitas fechas clave como verano o Navidades (nosotros creo que fuimos en marzo) pues es más soportable. 🙂

    Un saludo,
    Sonia.