Si buscas un hotel rural con desayuno brutal o alojamiento en la ciudad te aconsejamos reservar AQUÍ. Suelen sacar descuentos de temporada y es muy sencillo de utilizar.

Aunque es una de las ciudades más visitadas del mundo gracias a su atractiva combinación de mar y montaña, tradición y modernidad, cultura, diseño, arte, y gastronomía, Barcelona guarda una parte más recóndita y escondida, alejada de los flashes de los turistas, pero que también merece la pena visitar.

Te proponemos, por tanto, un viaje alternativo por Barcelona, fuera de los habituales circuitos turísticos, pero no exento de gran atractivo.

5 lugares con encanto de la Ciudad Condal

Sitios que visitar en Barcelona en 48 horas

Barcelona nos sorprende y enamora gracias a lugares como la Sagrada Familia, Las Ramblas, las obras de Gaudí, el Parc de la Ciutadella, la Barceloneta o el Parc de Montjüic. No obstante, nuestra propuesta te sumergirá por lugares menos concurridos, pero también con mucho encanto:

El Parc del Laberint d’Horta

Situado en el barrio de Horta-Guinardó, se trata de un jardín histórico. Es uno de los mejor conservados de la ciudad. Está frecuentado, sobre todo, por lugareños. En él se encuentra un laberinto de cipreses (de ahí su nombre), obra del arquitecto Bagutti por encargo de la familia Desvalles (1792).

Con una superficie de 9 hectáreas, cuenta con jardines románticos y neoclásicos en los que se puede desconectar del ajetreo de la ciudad. Junto al bello laberinto, presidido por una estatua de Eros, se hallan dos templos, unas columnas toscanas, una cascada y un jardín de musgos.

Las columnas del Templo de Augusto

No te puedes perder este pedazo de historia milenaria en pleno barrio gótico. Si quieres verlas, haz una parada en el número 10 del Carrer Paradís.

Ahí te encontrarás un edificio medieval de estilo renacentista. Admira la arquitectura, baja unos escalones y déjate sorprender por cuatro espigadas columnas romanas de 9 metros que se levantan en un espacio muy reducido. Son las columnas originales del Templo de Augusto, construido un siglo antes de Cristo en honor a dicho emperador.

Los búnkeres del Carmel

Este lugar, ubicado en la cima de una colina de 260 metros de altura en el barrio Carmel, ofrece una espectacular panorámica de 360 grados de la ciudad de Barcelona.

Estos búnkeres se construyeron durante la Guerra Civil como refugio antiaéreo de los bombardeos del ejército franquista. Aquí encontrarás un pequeño museo donde se narra la historia. Resulta ideal visitar el lugar al atardecer para disfrutar de la puesta del sol.

La Casa Vicen

En el célebre barrio de Gràcia, en el Carrer de les Carolines, se halla la primera obra significativa de Gaudí: la Casa Vicens. Un palacio modernista declarado Patrimonio de la Humanidad.

Se trata de una construcción espectacular, viva, colorida y repleta de detalles inspirados en las formas de la naturaleza. Sin duda, un buen modo de conocer los orígenes de este genio e icono de la arquitectura.

Barrio de Sant Andreu

Alejado del movimiento del centro histórico, el barrio de Sant Andreu resulta ideal para descubrir el día a día de los barceloneses y barcelonesas, con restaurantes, comercios, zonas verdes y un ambiente tranquilo.

El Museo de la Historia de Barcelona en la antigua fábrica de Fabra i Coats, el mercado de los agricultores o la iglesia Sant Andreu del Palomar son los lugares más significativos de esta zona.

Si estos planes te han convencido, hay que decir que las opciones de viajar a Barcelona desde cualquier punto de la península son múltiples. Una de las más cómodas es el tren. Con los trenes AVLO de Renfe es posible viajar a la ciudad condal desde puntos como Madrid o Zaragoza.

Una vuelta por la costa o entre castillos

Sitios que ver en Roses con niños

Si quieres explorar otras zonas de Cataluña también con encanto, son muchas las opciones disponibles.

Un clásico junto al mar es Cadaqués y sus alrededores, donde los luminosos pueblos costeros de l’Empordà como Roses te robarán el corazón.

Si prefieres no salir de la provincia de Barcelona, puedes, por ejemplo, darte una vuelta por la comarca del Anoia, plagada de castillos, de los cuales 24 se pueden visitar. De entre ellos, destacan el Castell de Calaf, el Castell de Claramunt, el Castell de Tous, el Castell de la Tossa y el Castell de Boixadors.

En definitiva, visitar Barcelona y, en general, Catalunya, es una gran oportunidad para descubrir sitios con mucho encanto cargados de cultura, historia, gastronomía y naturaleza en los que, sin duda, disfrutarás de una buena escapada.

¿Te han gustado nuestras recomendaciones por la Barcelona menos conocida? ¿Tienes alguna sugerencia para nosotros? Esperamos tus ideas en los comentarios… nos encanta escucharte. Tienes más información en nuestro post sobre qué ver en Barcelona en dos días.

Pau García Solbes
Soy periodista y creador de contenidos de viajes profesional. Soy Licenciado en Ciencias de la Información en la especialidad de Periodismo. He trabajado y colaborado en numerosos medios de comunicación en temas relacionados con Internet, nuevas tecnologías y turismo. Además, soy co-autor del libro Viajar con niños, el manual para preparar tus vacaciones en familia de La editorial viajera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí