Si buscas un hotel rural con desayuno brutal o alojamiento en la ciudad te aconsejamos reservar AQUÍ. Suelen sacar descuentos de temporada y es muy sencillo de utilizar.

Ya sabes que la Costa Brava y la provincia de Girona son uno de nuestros destinos favoritos para viajar con niños. De hecho, nosotros regresamos en familia casi cada año para descubrir nuevos rincones y experiencias interesantes para hacer con nuestros hijos. Este verano el municipio escogido ha sido Roses y hemos regresado encantados.

Este municipio del Alt Empordà tiene una situación geográfica excepcional, ya que está enclavado al sur del Parc Natural de Cap de Creus y mira desde una posición privilegiada al precioso golfo de Roses. Mar y montaña se abrazan para formar unos paisajes alucinantes.

Además, es una localidad que cuenta con muchísimos servicios de calidad y opciones de ocio para toda la familia, así que tras nuestra reciente estancia vamos a recomendarte 10 lugares que ver en Roses con niños.

Planes que hacer en Roses con niños

Cosas que hacer en Roses en familia

La ubicación de Roses ya sería un gran aliciente para visitar esta destinos con niños. Pero es que además la Agencia Catalana de Turismo ha distinguido a este municipio del Alt Empordà con el sello de «Playa en Familia» lo que lo acredita como Destino de Turismo Familiar.

Toma nota que aquí van algunos de los planes para hacer en Roses en familia que más les han gustado a nuestros hijos.

Visita a la espectacular Ciutadella de Roses

En la Ciutadella de Roses

Es muy recomendable empezar a descubrir la localidad de Roses por uno de sus iconos. La visita guiada a la Ciutadella es ideal para descubrir el pasado de esta zona y ver la cantidad de pueblos que habitaron este enclave de la Costa Brava siglos atrás.

La Ciutadella de Roses es un complejo arqueológico espectacular situado en una fortaleza amurallada del siglo XVI.

En la visita guiada te cuentan cómo el asentamiento nació con la pequeña colonia griega de Rhode y como, posteriormente, se convirtió por ocupación en una villa románica, un monasterio románico o una enorme fortaleza defensiva.

El complejo tiene 131.000 metros cuadrados así que una vez termine la visita puedes dedicarte a pasear y disfrutar de la cantidad de vestigios que se han ido encontrando durante los últimos 13 siglos. También hay un pequeño museo arqueológico y en la Ciutadella se organizan multitud de eventos culturales y lúdicos.

Rutas de senderismo por el Parc Natural de Cap de Creus

Senderismo Cap de Creus en Roses

Roses se encuentra al sur del Parc Natural de Cap de Creus y por eso es un destino ideal para disfrutar de pequeñas caminatas y rutas de senderismo en un entorno realmente fantástico.

Además, como la diversidad paisajística y la cantidad de rutas es muy variada, hay muchas de estas sendas que se adaptan perfectamente a los más pequeños de la casa.

Por ejemplo, nosotros hicimos una ruta corta pero muy variada paisajísticamente que va desde la Punta Falconera hasta la Cala Rostella. Al inicio de la ruta puedes observar una serie de miradores, puestos de ametralladoras y búnkeres de la Guerra Civil.

La senda entre Punta Falconera y Cala Rostella trascurre por el Camí de Ronda que llega hasta a Cala Montjoi y te regala unos paisajes magníficos repleto de pinos retorcidos por la Tramuntana, calas idílicas y acantilados de una belleza única.

Degustar la rica gastronomía de Roses

Si algo ha puesto en el mapa mundial a Roses y a la provincia de Girona es su deliciosa gastronomía. Esta localidad del Alt Empordà fue lugar de peregrinación para todos aquellos foodies del mundo que querían probar las creaciones de Ferrán Adrià en El Bulli.

No obstante, no hace falta ir a un 3 estrellas Michelín para disfrutar de la gastronomía en Roses. Tiene una cantidad de locales interesantes para probar las creaciones culinarias de la Costa Brava para todos los gustos y bolsillos.

Pescados y mariscos fresquísimos, carnes de mucha calidad, frutas, verduras y vinos de proximidad… busque lo que busques lo encontrarás en Roses. ¿Y con niños? Pues también, porque Teo y Oriol son de muy buen comer, así que pasamos a recomendarte algunos de nuestros restaurantes favoritos de Roses:

Restaurant La Barretina

Restaurant La Barretina de Roses

Este local está especializado en pescado fresco y mariscos de la zona. Tanto es así que cuando Jose nos quiso mostrar la carta se acercó con una enorme bandeja de pescado recién capturado y nos pidió que escogiéramos cual queríamos probar.

Todo lo que degustamos estaba fresquísimo y nos gustó especialmente las tallarinas, almejas y mejillones, las gambas y los chipirones. La escórpora (o cabracho) cocinada con guindillas y ajo estaba para chuparse los dedos. Tampoco te pierdas sus postres caseros.

El Restaurant La Barretina se encuentra en la Calle Cap Norfeu 29 de Roses.

Restaurant El Caimán

Restaurant El Caiman Roses

Las tapas y el pescado fresco son la especialidad de este magnífico restaurante emplazado en primera línea de playa con terraza en el Paseo Marítimo de Roses. Lo cierto es que todo lo que probamos estaba delicioso.

Tienen desde tapas sencillas pero muy ricas como los mejillones o las gambas a la plancha, hasta recetas un poco más elaboradas como tataki de atún o alcachofas crujientes con soja y miel que están para chuparse los dedos. Todo es cocina de mercado y productos frescos.

El Restaurant El Caimán está ubicado en la Plaça de Catalunya 10 de Roses. Manel y su equipo os tratarán genial.

Restaurant Can Cervera

Restaurant Can Cervera Roses

Si lo que te gustan son las buenas carnes y una cocina que apuesta por productos de Km.0 de alta calidad, donde se cuida hasta el mínimo detalle… el Restaurant Can Cervera es un verdadero paraíso.

Tienen un menú de mediodía que es un verdadero espectáculo si tenemos en cuenta que sólo cuesta 25,95 €. Carpaccio de ternera de Cabanes, huevo a baja temperatura, ensalada con virutas de foie, y una carne a la piedra que quita el sentido. Carlos y su equipo han logrado una relación perfecta entre calidad y precio.

Te recomendamos que pruebes el Restaurant Can Cervera en el céntrico Carrer d’en Mairó, 56

Poke Corner Bar

Poke Corner Bar

Jordi ha conseguido una propuesta súper divertida y con productos muy ricos en su Poke Corner Bar. Se trata de un local donde puedes probar hamburguesas, poke bowls, wraps, bocadillos, tapas… de muy buena calidad y a precios súper competitivos.

El local está ambientado como si fuera en bar deportivo antiguo, con carteles muy divertidos y que harán las delicias de los seguidores del Barça (como nosotros). A los niños les encantó la hamburguesa NBA mientras que nosotros alucinamos con un poke riquísimo.

Tienes el Poke Corner Bar en la Avinguda de Rhode, 193

Excursión en el tren turístico Roses Exprés

Tren turístico Roses Exprés

El tren turístico Roses Exprés es un clásico que todo niño de Roses y alrededores ha probado alguna vez en su vida. Es una excelente forma de observar en un espacio corto de tiempo algunos de los principales atractivos de la localidad y del Parc Natural de Cap de Creus.

Existen varios recorridos pero nosotros nos decidimos por el que sube hasta la cima del Puig Rom que es el punto más elevado de Roses. Lo mejor de este recorrido son las espectaculares vistas panorámicas que tienes de la bahía y el Golfo de Roses.

Otros puntos muy interesantes que vimos durante el recorrido (y que no pudimos visitar durante nuestra escapada a Roses) fueron el Castillo de la Trinitat o el Dolmen de la Creu d’en Cobertella, que data de unos 3000 años y considerado el dolmen megalítico más grande de Cataluña.

Otra de las curiosidades de este recorrido es que desde el Puig Rom se pueden ver los cuatro parques naturales de la provincia de Girona: Cap de Creus, Islas Medes-Montgrí-Baix Ter, Albera y Aiguamolls del Empordà.

El personal del trenecito es súper amable y está muy enfocado para que los más pequeños de la casa pasen un rato súper agradable. Eso sí, dependiendo de la hora los niños se pueden quedar dormidos del traqueteo.

Excursión con Water Bikes

Water Bikes Roses

Una forma muy diferente y divertida de descubrir Roses y su vertiente litoral es a través de una excursión con bicis de agua o Water Bikes. Nosotros fuimos desde el Port Esportiu hasta la preciosa cala de Canyelles Petites.

El trayecto se cubre aproximadamente en hora y media dependiendo de tu estado de forma. Aquí lo importante es ir a un ritmo constante, pero sin cebarte. Las bicis son sencillas de controlar, incluso para gente que no sabe montar en bicicleta como yo (jajaja).

Los adultos fuimos en bicis acuáticas normales, mientras que los niños iban en una especia de tablas con manillar eléctricas, de esta forma pueden seguir el ritmo tranquilamente y no les supone ningún esfuerzo.

Se trata de una experiencia súper novedosa y que se puede adaptar perfectamente al ritmo y estado de forma de cada viajero. Si te animas a probar esta actividad puedes reservarla en Costa Brava Water Bikes.

Contemplar el atardecer desde un catamarán

Catamaran en Roses

Otro de los planes para hacer en Roses con niños que no puede faltar es dar un paseo en catamarán. Desde el Espigón dels Ginjolers, emplazado en el mismo Paseo Marítimo de la localidad, podrás encontrar las distintas embarcaciones que recorren la bahía del Golfo de Roses o que hacen excursiones hasta Cadaqués o el Cap de Creus.

Entre la gran variedad de opciones, nosotros escogimos una excursión para ver la puesta de sol que ofrece Magic Catamaráns. Se trata de una navegación tranquila que parte a las 19:30 y que dura aproximadamente una hora y media.

Sentir el viento y el aroma a mar en la cara es una auténtica gozada, un momento que cobra mayor intensidad si cabe cuando el sol se va perdiendo en el horizonte y queda una luz magnífica.

La tripulación del barco es súper animada y no te extrañe si la navegación se convierte en una fiesta improvisada donde no van a faltar las carcajadas y el buen humor. El precio de esta travesía es de 15 € y está incluida una bebida en el precio.

Practicar kayak y actividades náuticas con GEN Roses

Kayak en Roses

Ya hemos comprobado que Roses es un verdadero paraíso de la actividades náuticas. Una de las experiencias que más nos gustó practicar en familia fue la de dar un paseo en kayak en las inmediaciones del Port Esportiu.

Allí se encuentra la sede del Grup d’Esports Nàutics de Roses (GEN Roses) que ofrece la posibilidad de practicar varios deportes náuticos como son el kayak, la vela, el windsurf o el Paddle SUP.

Allí puedes alquilar el material y también hacer cursillos de iniciación o minitravesías en crucero a vela, para aprender las técnicas básicas de navegación y disfrutando del mar y su entorno.

Nosotros alquilamos un kayak para tres y pasamos un buen rato admirando el litoral de Roses desde el mar, a un ritmo tranquilo y practicando deporte en familia. Súper recomendable.

Disfrutar de las playas y calas de Roses

Playas y calas de Roses

No contamos ningún secreto si decimos que las playas y calas de Roses son uno de sus mayores alicientes para los turistas que se acercan a esta localidad de la Costa Brava. El municipio cuenta con 9 playas y 7 calas para todos los gustos y colores, así que busque el plan que busques lo vas a encontrar.

La más popular de todas porque se encuentra junto al Paseo Marítimo es la Platja Nova, aunque son de características similares (por cercanía) la Platja Salatar y la Platja Santa Margarida. Son muy accesibles, con arena fina y poca profundidad ideal para los más pequeños de la casa.

No obstante, si lo que buscas son rincones más idílicos y menos concurridos, Roses tiene una colección de calas espectacular.

Algunas de las más bellas son la Platja Del Bonifaci, Canyelles Petites (a la que accedimos en Water Bikes desde el mar) y Canyelles Groses, Cala Lladó, Cala Murtra que es nudista (accesible por el Camí de Ronda), Cala Rostella o Cala Montjoi, que se hizo mundialmente famosa por acoger el restaurante El Bulli de Ferrán Adrià.

Pasear por el casco antiguo y el Paseo Marítimo de Roses

Modernisme en Roses

Una de las cosas que más nos sorprendió de Roses fue el ambientazo que había siempre en sus calles comerciales y el Paseo Marítimo, aunque también merece la pena callejear y perderse por su casco antiguo repleto de calles peatonales con tiendecitas, bares y restaurantes por doquier.

A los niños les llamó mucho la atención la gran cantidad de heladerías. No obstante, uno de los edificios que más destaca (y que en realidad está a pocos pasos del mar) es la Iglesia de Santa María, que tiene una interesante fachada neoclásica. También es peculiar el refugio antiaéreo que encontrarás en la Plaça de la Pau o los bellos edificios modernistas de la Plaça de Catalunya.

También merece muchísimo la pena caminar por el especioso y concurrido Paseo Marítimo de Roses que va prácticamente desde la Ciutadella hasta la zona del puerto. La playa suele estar muy animada, así como los muchos restaurantes y tiendas de la zona. Desde ahí tienes unas vistas magníficas del Golfo de Roses.

Y si tienes más tiempo… visitar otros lugares de la Costa Brava

Els Aiguamolls de L'Emporda en Girona

Ya hemos destacado que Roses tiene una ubicación geográfica espectacular, así que puede servir de base de operaciones para visitar otros municipios de la Costa Brava que tienes ubicados muy cerca.

Después de conocer Roses a fondo, puedes aprovechar tu estancia en la localidad del Alt Empordà para descubrir municipios y lugares cercanos como Cadaqués, las Ruinas de Empúries, Calella de Palafrugell o la vecina Empuriabrava (donde hace unos años saltamos en paracaídas).

También visitar el precioso Parc Natural dels Aiguamolls de l’Empordà, Begur, los pueblos medievales de Besalú, Pals y Preatallada, navegar por les Illes Medes desde L’Estartit o pasear por las largas playas de Sant Pere Pescador… por citar unos pocos ejemplos. Ya os hemos dicho que nos encanta la Costa Brava, ¿verdad?

Dónde dormir en Roses

Hotel Marina Roses

La oferta de alojamiento de Roses es muy amplia, ya que cuenta con hoteles para todos los gustos y bolsillos, apartamentos turísticos y también cámpings de gran calidad con espacios para autocaravaning.

Nosotros escogimos por su excelente ubicación el Hotel Marina, emplazado en primera línea de playa y a dos pasos de la Ciutadella de Roses. Este alojamiento cuenta con habitaciones amplias para familias, un buen desayuno buffet y un restaurante con terraza donde se está muy a gustito.

No obstante, lo que más les gustó a los niños fue la piscina que tienen en la última planta, espacio que también cuenta con un spa. Es de esos hoteles que cuida todos los detalles, ya que a los peques les dejaron una sorpresita muy dulce que les hizo mucha ilusión.

¿Qué te ha parecido nuestras recomendaciones sobre qué ver en Roses con niños? ¿Nos recomendarías otros lugares imprescindibles de esta localidad de la Costa Brava para visitar en familia? Esperamos leerte en los comentarios.

Tienes más información en Living Roses y en la web de la Associació Empresaris Roses Cap de Creus.

Pau García Solbes
Soy periodista y creador de contenidos de viajes profesional. Soy Licenciado en Ciencias de la Información en la especialidad de Periodismo. He trabajado y colaborado en numerosos medios de comunicación en temas relacionados con Internet, nuevas tecnologías y turismo. Además, soy co-autor del libro Viajar con niños, el manual para preparar tus vacaciones en familia de La editorial viajera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí