Si viajas al extranjero, viaja tranquilo. Te aconsejamos contratar uno de los mejores seguros de viaje. Consigue un 5% de descuento en IATI, el seguro que usamos nosotros, AQUÍ!

Oporto es una ciudad que ha sido galardonada 3 veces como el mejor destino de Europa. Por eso, nosotros decidimos ir a conocerla y realmente nos ha dejado impresionados. Esta localidad enamora, no solo por sus calles, monumentos y miradores, sino también por la calidez de sus habitantes y su clima agradable.

Aunque 3 días son pocos para visitar todo lo que hay para ver, es posible visitar los lugares más encantadores si haces un itinerario previo a conciencia.

Para ayudarte a aprovechar tu tiempo en en esta urbe portuguesa hemos preparado algunas recomendaciones sobre los sitios qué ver en Oporto en 3 días.

Qué visitar en Oporto: 3 días para conocer esta ciudad costera

Planes que hacer en Oporto en 3 dias

Pasar un fin de semana en Oporto es una experiencia que recomendamos encarecidamente. Seguro que cuando termine tu viaje querrás volver a por más. Una vez que pisas esta ciudad te enamoras de sus calles, azulejos y atardeceres.

Hemos seleccionado algunos sitios imprescindibles si no sabes qué hacer en Oporto en 3 días. También hemos incluido algunos menos conocidos que a nosotros nos cautivaron y sabemos que tú también los sabrás apreciar.

Por cierto, un buen punto de partida es hacer un free tour por Oporto, antes de explorar por tu cuenta. No obstante, ahí van nuestras recomendaciones.

La catedral de Oporto

Tu punto de partida puede ser la Catedral de Oporto o Catedral de la Sé. Está ubicada en el centro histórico de la ciudad, justo en el Barrio de Batalha. Esta zona queda en la parte alta, lo que te permitirá apreciar unas bonitas vistas de la ciudad desde las almenas de la iglesia.

Esta catedral construida en el siglo XII exhibe el paso de la historia en sus detalles arquitectónicos. Su estilo románico se ha visto aderezado, entre otras cosas, con un claustro gótico y la transformación de la capilla mayor al modo manierista.

Al entrar, podrás deleitarte con los distintos detalles de arte sacro que la componen. Por ejemplo, la capilla del transepto con un altar elaborado en plata que data del siglo XVII.

El Palacio de la Bolsa

Este imponente palacio fue construido en la segunda mitad del siglo XIX sobre las ruinas del convento de los franciscanos destruido por el fuego. Su estilo neoclásico destaca por su belleza. Al entrar, verás el Patio de las Naciones. Está coronado por una estructura de vidrio que deja pasar la luz y realza los detalles del recinto.

Podrás subir por la escalera de granito y mármol y apreciar la Sala Dorada, la Sala de las Asambleas Generales y la Sala Árabe. Esta última destaca por su increíble estilo morisco inspirado en la Alhambra.

Te recomendamos contratar este tour por el centro histórico. De esta forma, no te perderás de ninguno de los detalles históricos y curiosidades de los monumentos de esta área. Los guías son verdaderos conocedores de su historia.

El Mirador de la Victoria

Aunque Oporto tiene una gran variedad de miradores, te recomendamos caminar hasta el mirador de la Vitória. Tendrás que subir algunas escaleras, pero la recompensa que obtendrás al llegar supera al esfuerzo.

Este mirador está escondido entre algunas viejas construcciones, pero realmente te ofrece una panorámica de la ciudad muy atractiva. Desde allí podrás tener una idea general de la localidad y visualizar las construcciones más emblemáticas.

La Ribeira

Se dice que es la zona más bonita de Oporto y la más fotografiada. Sus calles pintorescas y coloridas junto al río son tan agradables que no querrás salir de este lugar. Así que dedica un buen rato a pasear por aquí y aprovecha para tomar algunas fotografías.

Aquí también verás la Plaza Largo do Terreiro, la Capilla de Nuestra Señora de Ó y la Fuente Taurina. Muy cerca está una zona con restaurantes emblemáticos que sirven los platos más tradicionales de Oporto.

El Puente Don Luis I

Desde la Ribeira podrás llegar fácilmente al Puente Don Luis I. Fue construido a finales del siglo XIX por Teófilo Seyrig, socio de Eiffel, de ahí el parecido con la famosa torre francesa. Es un increíble espectáculo ver el puente, el río y los pintorescos edificios.

Puedes atravesar el puente por la parte de arriba o por la de abajo. El nivel inferior solo lo puedes cruzar a pie o en coche, la parte superior es posible hacerlo por el metro o a pie.

Al llegar a Vila Nova de Gaia tendrás a tu disposición 48 bodegas en las que se fabrica el famoso vino Oporto. Podrás conocer cómo se realiza el vino y experimentar una cata de vino en el lugar.

Paseo en barco

Un plan que no te puede faltar en tu itinerario es un paseo en barco por el Duero. Podrás disfrutar los distintos puentes que unen a Oporto con Vila Nova de Gaia y tener una tranquila vista de la ciudad.

Seguramente esta sea una de tus experiencias favoritas en Oporto. Puedes contratar este interesante crucero de los seis puentes que te ofrece Civitatis. El viaje es en un rabelo. Esta es la embarcación usada para transportar el vino desde los viñedos hasta las bodegas de Vila Nova de Gaia.

Estación de Sao Bento

La Estación de tren de Sao Bento es una de las más bonitas de Europa. En su interior cuenta con más de 20.000 azulejos pintados a mano por Jorge Colaço y que narran la historia de la ciudad.

Está construida sobre las ruinas del Convento de São Bento del Ave María, al cual debe su nombre. Su estilo arquitectónico francés de principios de siglo XX le da un aire soñador y elegante. Te recomendamos visitar esta estación al caer la noche para que puedas apreciar la belleza del lugar sin tantos transeúntes.

El barrio de Miragaia

Este barrio no es tan transitado por los turistas, por lo que aquí será más fácil notar la vida de los lugareños y la cotidianidad alrededor de las casas de colores. Además, hay unos buenos sitios para ver como el Museu Nacional Soares dos Reis.

También encontrarás bares y tascas con fantásticos miradores para que te sientes a degustar una cerveza, un vino o un café mientras miras el atardecer.

Cómo moverse por Oporto

Sitios que ver en Oporto en 3 dias

Aunque la mayoría de sitios que te hemos recomendado se pueden recorrer a pie, es bueno informarse de las posibilidades de transporte que tiene la ciudad. Sobre todo para ir a lugares más alejados, trasladarte al aeropuerto o evitar algunas de las cuestas más empinadas que caracterizan a esta ciudad.

Hay varias opciones disponibles y el servicio no es tan caro. También puedes conseguir una tarjeta andante y podrás ahorrar un poco más.

  • Metro: Es más adecuado para dirigirse a las zonas más alejadas de la ciudad. Cuenta con 6 líneas y 81 estaciones. Funciona de 6:00 a 1:00 de la madrugada. El billete sencillo de metro tiene un precio de 1,20 €, pero con la Porto Card o la Andante Tour podrás viajar de forma ilimitada.
  • Tranvía: Es un medio de transporte de corte turístico. Solo hay pocos tranvías y suelen ser una atracción que les encanta a los visitantes.
  • Funicular dos Guindais: Es ideal para ahorrarse la pendiente que hay entre La Ribeira y la parte alta de la ciudad, concretamente, el Barrio de Batalha. Mientras subes, podrás disfrutar de una vista muy atractiva. El billete sencillo cuesta 3,50 €.
  • Autobús: Son una buena opción para las salidas nocturnas y para ir a sitios alejados del centro de la ciudad, como por ejemplo el Museo Serralves. El billete tiene un coste de 1,85 €, pero aquí también puedes usar tu Porto Card.
  • Otros: También puedes usar el Ascensor da Riveira para ir a la parte alta de la ciudad. Es gratis y además te dará la mejor panorámica de la ciudad.
  • El Teleférico de Gaia funciona para conectar la zona de las bodegas de Oporto y el Puente Don Luis I en Vila Nova de Gaia. Puedes usarlo para evitar el largo camino, aunque es un poco caro.
  • Taxi: Es una buena opción para ahorrar tiempo si estás alojado lejos del centro histórico y si has viajado con niños. Las tarifas están reguladas y más bajas que las de otras ciudades europeas.

Dónde dormir en Oporto

El alojamiento en Oporto es económico, a diferencia de otras ciudades europeas. Puedes encontrar buenos sitios cerca del casco histórico sin pagar de más. De esta forma, te ahorrarás tiempo y dinero yendo de tu hotel a los lugares que quieres visitar.

Además, el casco histórico de Oporto es una zona tranquila y no tendrás problemas para conciliar el sueño. Además, en cualquier momento puedes ir a un buen lugar a comer o beber algo.

Para encontrar un sitio adecuado y central lo mejor es que hagas tu reserva con tiempo, lo más recomendable es hacerlo a través de Booking. Encontrarás mejores ofertas y lugares especiales con mayor facilidad.

Otro sitio muy agradable para alojarte son las zonas aledañas a la Avenida de los Aliados y La Plaza de la Libertad. Es céntrico y hay una gran variedad de hoteles, hostales, pensiones o apartamentos para turistas.

La Praça de Batalha o Plaza de Batalla también es muy agradable para dormir. De noche es tranquila y hay una gran cantidad de sitios para comer y divertirse. También está cerca la Iglesia de San Idelfonso, el Teatro Nacional São João y la calle más famosa para comprar: la Rua Santa Catarina

Por otra parte, si viajas con un presupuesto limitado puedes buscar zonas más alejadas y encontrar sitios muy económicos. Por ejemplo, puedes quedarte en el barrio de Boavista o cerca a la Praça de Carlos Alberto.

Dónde comer en Oporto

En Oporto hay infinidad de bares, cafés y sitios para comer. Pero si quieres ir a unos lugares que no fallan, te recomendamos nuestros favoritos:

Escondidinho do Barredo es un bar típico en el que te sirven unas tapas fenomenales, así como el tranquilo Jimão Tapas e Vinhos. La Taberna dos Mercadores es un restaurante pequeño en el que se sirven excelentes platos a base de bacalao. Los tres están ubicados en el barrio de la Ribeira

En la Rua Santa Catarina encontrarás el famoso Café Majestic, que tiene más de 100 años, y la Fábrica da Nata. Aquí, tendrás que entrar a probar uno de los típicos pasteles de nata, son ricos y baratos.

En Los Clérigos encontrarás la Casa Portuguesa do pastel de Bacalau. Ahí podrás probar las bolinhas, croquetas de bacalao con queso. Son deliciosas aunque te advertimos que son un poco caras.

Para cenar, te recomendamos ir a restaurantes como el Santa Francesinha o El Café Santiago. Ambos, son muy conocidos por preparar las mejores francesinhas de Oporto. No te puedes ir sin haber probado este plato local que todos aman.

¿Te han gustado nuestras recomendaciones sobre qué ver en Oporto en 3 días? ¿Alguna cosa que hacer en esta bella ciudad portuguesa que se nos haya escapado? Si además quieres visitar otros destinos de Portugal, échale un vistazo a nuestro post sobre qué ver en Lisboa en 3 días.

Pau García Solbes
Soy periodista y creador de contenidos de viajes profesional. Soy Licenciado en Ciencias de la Información en la especialidad de Periodismo. He trabajado y colaborado en numerosos medios de comunicación en temas relacionados con Internet, nuevas tecnologías y turismo. Además, soy co-autor del libro Viajar con niños, el manual para preparar tus vacaciones en familia de La editorial viajera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí