Si viajas al extranjero, viaja tranquilo. Te aconsejamos contratar uno de los mejores seguros de viaje. Consigue un 5% de descuento en IATI, el seguro que usamos nosotros, AQUÍ!

Si aún no has visitado Lisboa te recomendamos hacerlo pronto. Esta es una ciudad con todos los ingredientes necesarios para pasar un fin de semana inolvidable.

Su ambiente bohemio, colorido y poblado con bellezas arquitectónicas y naturales la hacen un destino imprescindible. Además, sus tranvías, miradores y sus calles pintorescas esconden tesoros culturales increíbles.

72 horas no son suficientes para conocer todos los secretos que esconde la capital de Portugal. Pero, no te preocupes, con un itinerario bien planeado lograrás disfrutar de gran parte de sus atractivos y nosotros te daremos las claves para hacerlo. En esta guía te mostraremos qué ver en Lisboa en 3 días.

Qué visitar en Lisboa: 3 días para descubrir la capital de Portugal

Planes que hacer en Lisboa en 3 dias

Lisboa, también conocida como la ciudad de las siete colinas, es una de las más antiguas de Europa. Está situada en la desembocadura del río Tajo, lo que le proporciona un ambiente agradable y unos paisajes fuera de lo común.

A continuación, te contaremos qué sitios debes incluir en tu itinerario para visitar la ciudad más importante de Portugal.

Una buena manera de conocer Lisboa es contratando un tour con entradas incluidas. Los guías te acompañarán en un recorrido muy completo, con explicaciones en español y con una selección de sitios bien pensada. Otro buen punta de partida puede ser hacer un free tour por Lisboa.

No obstante, si no sabes qué visitar en Lisboa en tres días, toma nota de los siguientes puntos de interés.

Torre de Belém

Una de las construcciones más conocidas e interesantes de la capital es La Torre de Belém. Fue construida en el siglo XVI a orillas del Río Tajo. En sus orígenes tenía un objetivo defensivo, pero luego funcionó para despedir a las naves que salían en las expediciones propias de la época.

Esta construcción es Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, lo que garantiza su riqueza histórica y cultural. La torre tiene 5 pisos y termina en una terraza que te permitirá disfrutar de las mejores vista al atardecer. Puedes recorrer sus diferentes salas y disfrutar de sus curiosidades.

Monasterio de los Jerónimos

Muy cerca de La Torre de Belém está el Monasterio de los Jerónimos, también Patrimonio de la Humanidad desde el año 1983. Puedes llegar andando y deleitarte con esta construcción del siglo XVI al estilo manuelino.

Fue construido para celebrar el regreso de Vasco de Gama y tiene varios aspectos interesantes. La iglesia, además de su imponente belleza, contiene los restos de Vasco de Gama y de los poetas Luís de Camões y Fernando Pessoa. Esta construcción está cerca del Museo de Arqueología de Lisboa.

Barrio de Alfama

Si quieres conocer la esencia de Lisboa no puedes dejar de visitar el Barrio de Alfama, la antigua morada de los pescadores. Está ubicado al pie del Castillo de San Jorge. Contiene en sus estrechas y pintorescas calles el alma del género musical que guarda la expresión del pueblo portugués: el fado.

Puedes subir en tranvía a la parte alta de la Alfama y así disfrutar de un panorama increíble en el Mirador Portas do Sol. Aquí también podrás admirar el río Tajo.

Castillo de San Jorge

El Castillo de San Jorge es uno de los sitios más emblemáticos de toda la ciudad. Está situado en la parte más alta, lo que permite verlo desde cualquier parte de la ciudad. Fue construido por los visigodos en el siglo V y posteriormente modificado por los árabes. También fue residencia de los reyes de Portugal desde el siglo XIII hasta el siglo XVI.

Hoy este monumento ofrece una dosis de historia muy interesante que no te puedes perder.

Barrio de la Baixa

No puedes ir a Lisboa y dejar de visitar el Barrio de la Baixa. El estilo de sus calles con fachadas cubiertas de azulejos es un detalle muy propio de esta maravillosa ciudad.

En este barrio podrás pasear, comprar algunos souvenirs y visitar las plazas más famosas. Te recomendamos la Plaza de los Restauradores y la Plaza del Marqués de Pombal.

Elevador de Santa Justa

En la Plaza de los Restauradores verás el Elevador de Santa Justa. Es un ascensor con una altura de 45 metros construido en 1902 y está fabricado en hierro forjado al estilo de la Torre Eiffel.

Fue construido para conectar el Barrio la Baixa con el Barrio del Chiado y es una de las paradas obligatorias de Lisboa.

Catedral de Lisboa

La Catedral de Lisboa es un templo de carácter austero en estilo románico que cuenta con la belleza sobria propia de las épocas medievales.

En su interior podrás ver la pila en la que San Antonio de Padua fue bautizado, sarcófagos del siglo XIV y una capilla gótica muy particular. El claustro revela los rastros de su pasado romano, árabe y medieval, convirtiéndose en un monumento que concentra la historia del lugar.

Barrio Alto

En las horas nocturnas, sobre todo, debes ir a Barrio Alto. Esta es una zona con una arquitectura pintoresca y locales de todo tipo. Podrás encontrar varios restaurantes y lugares para divertirte.

Muchos lo visitan para escuchar en vivo el fado lisboeta en alguno de los sitios más tradicionales. No dejes de visitar este interesante lugar y escuchar la música propia de Lisboa.

Dónde dormir en Lisboa

Praça do Comércio en Lisboa

En Lisboa hay una gran oferta de sitios para alojarse, ya que cada vez son más quienes quieren conocer esta bonita ciudad.

La mejor zona para elegir tu hotel es la que se encuentra en los alrededores de la Avenida da Liberdade. Sobre todo, si quieres estar cerca de las zonas más concurridas, ya que aquí tendrás acceso a las mejores ofertas de diversión.

También te recomendamos buscar alojamiento en zonas aledañas a la Plaza de Rossio o la Plaza del Comercio. Así no perderás tiempo para llegar a los sitios más emblemáticos de la ciudad porque será fácil llegar a ellos.

Hay otras opciones menos céntricas pero igual de atractivas. Por ejemplo, el Barrio la Alfama y la zona cercana a la Plaza Marqués de Pombal.

Para evitar confusiones y tener asegurado tu alojamiento puedes buscar aquí los mejores alojamientos de Lisboa. Podrás reservar tu hotel sin complicaciones y con la mejor tarifa del mercado.

Debes saber que Lisboa es uno de los destinos turísticos más codiciados de Europa y esto se revela en la excelente variedad de alojamientos que hay disponibles. Lo mejor de todo es que las tarifas son mucho más económicas que en otras ciudades europeas.

Cómo moverse por Lisboa

Mosteiro dos Jerónimos en Lisboa

Para conocer mejor una ciudad lo más recomendable es recorrer sus calles caminando y admirando sus mejores parajes con tranquilidad y detalle. Como sabrás, en la ciudad hay numerosos desniveles y cuestas que te pueden agotar, sobre todo si no tienes mucha costumbre de caminar.

Además, siempre necesitarás moverte de un sitio a otro para poder visitar sus lugares más representativos. En Lisboa hay múltiples opciones para moverte. Solo has de elegir la que más se ajuste a tu estilo y presupuesto.

A continuación te contamos cuáles son las alternativas disponibles:

  • Los tranvías: Son el medio de transporte más tradicional y práctico de la ciudad. No solo te podrás trasladar al lugar que quieras, también disfrutarás de un viaje poco común. La red del tranvía tiene 5 rutas, con un total de 58 tranvías. 40 de estos son de estilo tradicional y colorido.

Para los turistas hay 2 rutas que son especiales: el tranvía 15 y el 28. Este último es el más antiguo de la ciudad y aún usa su campana para despejar las calles. Si lo tomas podrás pasar por barrios como: Graça, Alfama, Baixa, Chiado, Barrio Alto y Madragoa.

El billete para el tranvía tiene un coste de 3 €, pero si adquieres una Tarjeta 7 Colinas te costará la mitad.

  • Autobuses: Aunque son poco utilizados por los turistas, pueden ser útiles para llegar a zonas más retiradas. Lisboa tiene una red de autobuses compuesta por 88 rutas y 758 vehículos.

Los horarios dependen de la línea. Hay 11 nocturnas y las demás funcionan de 6:00 a 1:00 horas. El billete sencillo cuesta 1,90 €, pero con una tarjeta o pase es más económico.

  • Elevadores: Este medio de transporte tan propio de la ciudad fue diseñado para ayudar a los habitantes a lidiar con las cuestas y desniveles que se presentan. Son unos funiculares ubicados en las zonas más elevadas.

Te ayudarán a llegar a los miradores más famosos, entre los más usados están: El elevador da Gloria, El elevador da Bica y El ascensor do Lavra.

Estos vehículos están activos desde las 7:00 hasta las 0:00 horas y el billete de ida y vuelta tiene un precio de 3,80 euros.

  • Metro: El metro de Lisboa cuenta con 4 líneas que se diferencian por el color. Son útiles para ir al aeropuerto o a sitios muy lejanos. Funciona de 6:30 a 1:00 horas y pasan cada 10 minutos. El billete sencillo del metro de Lisboa tiene un precio de 1,50 €.
  • Taxis: Aunque es la opción más cara puede ser útil si viajas con niños o para momentos específicos del viaje. Es decir, para salidas nocturnas o para ir al aeropuerto. Además, son más baratos que en otras ciudades europeas.

Dónde comer en Lisboa

Azulejos de Lisboa

Si hay algo que realmente destaque de la capital de Portugal es su gastronomía. Cada vez que la visitamos encontramos distintos lugares para degustar de sus platos más famosos en un ambiente fenomenal.

La oferta de restaurantes, bares y cafeterías es abundante y variada. Puedes encontrar platos de comida tradicional entre los que destacamos:

  • Bacalao a la portuguesa.
  • Carne de cerdo a la alentejana.
  • Caldeirada de peixe.
  • Pastelitos de Belém rellenos de crema

Por supuesto, también puedes encontrar platos de autor muy sofisticados.

Entre las zonas más recomendadas para comer está la Plaza Rossio. En sus alrededores hay restaurantes y cafés de todos los estilos y precios. Igualmente, en el Barrio del Chiado hay sitios muy particulares en los que sirven las recetas más antiguas. Por ejemplo, la Taberna da rua das flores.

En Barrio Alto te recomendamos comer en los restaurantes A Nossa Casa y en La Tasca Mastai. Ambos ofrecen una relación calidad precio excelente y el ambiente es acogedor. A nosotros nos encantan sus platos.

Otro plan que no te puede faltar es una cena en un lugar de fados, es una experiencia que no podrás encontrar en otro lugar. Puedes descubrir muchos locales con fados en el Barrio La Alfama y algunos ofrecen una vista espectacular de la ciudad. A nosotros nos ha encantado.

¿Te han gustado nuestras recomendaciones sobre qué ver en Lisboa en 3 días? ¿Alguna cosa que hacer en la capital de Portugal que se nos haya escapado? Si además quieres visitar otros destinos cerca de Lisboa, échale un vistazo a nuestro post sobre qué ver en Cascais.

Pau García Solbes
Soy periodista y creador de contenidos de viajes profesional. Soy Licenciado en Ciencias de la Información en la especialidad de Periodismo. He trabajado y colaborado en numerosos medios de comunicación en temas relacionados con Internet, nuevas tecnologías y turismo. Además, soy co-autor del libro Viajar con niños, el manual para preparar tus vacaciones en familia de La editorial viajera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí