Si viajas al extranjero, viaja tranquilo. Te aconsejamos contratar uno de los mejores seguros de viaje. Consigue un 5% de descuento en IATI, el seguro que usamos nosotros, AQUÍ!

Encontrar una conexión a internet desde la que navegar cuando viajamos al extranjero puede resultar bastante difícil.

Sin embargo, es una de las cosas más importantes que debemos gestionar antes de viajar, sobre todo si consideramos que necesitaremos internet para consultar nuestra reserva en el hotel, revisar el correo electrónico o incluso hacer compras al llegar a destino.

Por eso es necesario tomar las medidas adecuadas para mantenernos online mientras viajamos. 

Normalmente, tenemos tres alternativas diferentes para conectarnos a internet durante un viaje. Podemos utilizar: roaming, comprar una tarjeta SIM local o sencillamente conectarnos a las redes Wi-Fi que vamos encontrando en las cafeterías o en los hoteles.

Cada opción tiene sus ventajas y desventajas, así que vamos a verlas con detalle, aunque nosotros solemos optar por las eSIM de Holafly.  

Redes Wi-Fi 

public wifi

La opción más sencilla es utilizar las redes Wi-Fi de los lugares que visitas. Hoy en día, prácticamente todos los hoteles y cafeterías tienen una red Wi-Fi, así que podrás conectarte a internet desde tu alojamiento o por diferentes puntos de la ciudad, simplemente por el precio de un café.

Pero estas redes pueden ser peligrosas porque son utilizadas por desconocidos, así que la información que envías a través de ellas puede verse comprometida por un hackeo. 

Sin embargo, puedes utilizar una VPN para mitigar este riesgo. Con una VPN puedes proteger la información que transmites por internet gracias a su encriptación de vanguardia, así como cambiar tu IP para seguir disfrutando de tus servicios online como si estuvieras en España.

Antes de conectarte a Netflix, por ejemplo, puedes seleccionar a una IP española y verificar ‘cuál es mi IP en alguna página web para asegurarte de que puedas acceder a tus contenidos de streaming favoritos aunque estés en el extranjero. 

  • Ventajas. Abundan en los hoteles, cafeterías, aeropuertos y estaciones de tren. Suelen ser gratuitas o muy económicas. Tienen mayor velocidad que las redes móviles.
  • Desventajas. Son poco seguras en materia digital. No te servirán para consultar internet mientras vas por la calle. 

Roaming 

mobile data

Si viajas por la Unión Europea, puedes utilizar una buena proporción de tus gigas aprovechando el roaming. Esta forma de conectarse, te permite utilizar la misma tarjeta SIM que ya utilizas en España y mantenerte online, incluso recibir llamadas sin tener que pagar ninguna tarifa extra.

Puede ser una buena solución para viajes cortos, pero es realmente idónea si lo que quieres es disfrutar de un viaje plácido donde solo tendrás que conectarte ocasionalmente para consultar los mapas o responder algún correo. 

Entre los puntos negativos del roaming se encuentra el hecho de que puede encarecerse mucho si superas los límites establecidos por tu compañía. De hecho, a veces estos límites no son tan sencillos de medir.

Por eso es fundamental que utilices esta opción solo si tienes la certeza de que no gastarás demasiados datos o que la combines con otras alternativas, como las redes Wi-Fi públicas. 

  • Ventajas. Te permite navegar y recibir llamadas desde tu teléfono habitual. Es útil para confirmar transacciones financieras. En la UE es gratuito si no consumes muchos datos.
  • Desventajas. El roaming puede ser desorbitadamente caro en países exóticos. Es difícil llevar un seguimiento exacto de tu consumo de datos. 

Tarjetas SIM locales 

local SIM

Finalmente, también tienes la posibilidad de comprar una tarjeta SIM local a tu llegada al aeropuerto. Estas tarjetas SIM suelen ser prepago y un poco más caras que un plan de datos normal, pero pueden ser muy útiles si lo que quieres es asegurarte de que no gastas de más.

Elige entonces el plan de datos que te convenga más con estas tarjetas, y disfruta navegando por internet sin temor a sufrir recargos en el precio debido a un exceso de consumo. 

El aspecto negativo de estas tarjetas es que en ocasiones pueden llegar a ser muy caras, sobre todo si las compras en el mismo aeropuerto o en un lugar muy turístico. Por eso nosotros la compramos antes de salir de viaje

Y además no te permitirán recibir llamadas ni SMS en tu número de teléfono habitual, lo que es más preocupante de lo que parece, porque muchas transacciones y compras online te enviarán un mensaje de verificación a tu número de España para verificar la transacción. 

  • Ventajas. Se pueden adquirir en casi cualquier país. No gastarás más de lo que pagas en primera instancia. Disponen de tiendas locales para solicitar asistencia.
  • Desventajas. En ocasiones pueden ser algo caras. No te permitirán recibir llamadas con tu número de teléfono habitual. 

¿Cuál elegir para navegar en tus viajes? 

Todas las opciones tienen sus ventajas y desventajas, así que probablemente la mejor opción sea combinar un par de ellas.

Por ejemplo, puedes utilizar el roaming o una tarjeta SIM mientras vas por las ciudades, y luego conectarte a través del Wi-Fi cuando necesites descargar más datos o quieras ver una película en streaming. Solo recuerda tomar las medidas de higiene digital adecuadas para no sufrir hackeos, ¡y disfruta de tu viaje!

Pau García Solbes
Soy periodista y creador de contenidos de viajes profesional. Soy Licenciado en Ciencias de la Información en la especialidad de Periodismo. He trabajado y colaborado en numerosos medios de comunicación en temas relacionados con Internet, nuevas tecnologías y turismo. Además, soy co-autor del libro Viajar con niños, el manual para preparar tus vacaciones en familia de La editorial viajera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí