Si buscas un hotel rural con desayuno brutal o alojamiento en la ciudad te aconsejamos reservar AQUÍ. Suelen sacar descuentos de temporada y es muy sencillo de utilizar.

Si viajas al extranjero, viaja tranquilo. Te aconsejamos contratar uno de los mejores seguros de viaje. Consigue un 5% de descuento en IATI, el seguro que usamos nosotros, AQUÍ!

Siempre nos ha gustado decir que Murcia es una de las joyas escondidas de España, y en lo que a turismo rural se refiere no es una excepción. Una de las mayores sorpresas que nos hemos encontrado recientemente es Blanca, una bella localidad emplazada en el Valle de Ricote que es un paraíso para los amantes de la naturaleza, el arte y el buen comer.

Se trata de uno de esos pueblecitos que enamora a primera vista. Callejuelas repletas de murales artísticos que invitan a perderse, un castillo de origen árabe, el río Segura como gran vertebrador, la imprescindible Fundación Pedro Cano, sus artesanías de esparto y un entorno natural de primer nivel son algunos de sus numerosos atractivos.

Sin embargo, lo que te llega desde el primer momento es su gente. Los blanqueños enseguida te arropan como a uno más y te hacen sentir como en casa. Vamos a descubrirte los encantos de esta maravillosa localidad. Toma nota que vamos a recomendarte qué ver en Blanca, el corazón verde del Valle de Ricote.

Qué hacer en Blanca en una escapada de fin de semana

Cosas que ver en Blanca, Murcia

Antes de empezar a recorrer los encantos de esta localidad murciana, debes saber que Blanca es una de las finalistas a Capital del Turismo Rural 2022 de Escapada Rural. Entra en el enlace anterior y no te olvides de votar por Blanca, municipio del que somos orgullosos embajadores.

Y una vez dicho esto, vamos a ver qué hacer en Blanca en una escapada de fin de semana.

El Castillo de Blanca y sus privilegiadas vistas

Castillo de Blanca

Ya sabéis que a nosotros lo primero que nos gusta hacer cuando llegamos a un nuevo destino es verlo desde un punto elevado. En Blanca ese primer punto es su castillo, al que se puede acceder fácilmente zigzagueando por el casco viejo desde la Plaza de la Iglesia.

Esta fortificación de origen árabe (s.XII) se construyó como atalaya de vigilancia para la defensa del Valle de Ricote. Tras la Reconquista Cristiana, se convirtió en símbolo del poder señorial de la Orden de Santiago.

Teo en el Castillo de Blanca

Como curiosidad debes saber que Blanca antes de la Reconquista se llamaba Negra, pero fue en 1382 bajo el mandato de la Orden de Santiago que Negra cambió a llamarse Blanca hasta nuestros días.

Lo mejor de subir hasta el Castillo de Blanca por el casco viejo son las espectaculares vistas panorámicas que tienes desde ese punto, llegándose a contemplar el río Segura y el embalse del Azud de Ojós. La ascensión es relativamente sencilla, en menos de 10 minutos a paso normal y parando a hacer fotos.

La Iglesia de San Juan Evangelista de Blanca

Iglesia de San Juan Evangelista de Blanca

La Plaza de la Iglesia es el centro neurálgico de Blanca y muchas de las rutas culturales que se organizan en la localidad la tienen en su recorrido. El epicentro de la plaza es la Iglesia de San Juan Evangelista.

Su construcción data de 1508 y se erige sobre una antigua mezquita mudéjar. Su reconstrucción tuvo lugar a finales del siglo XVIII llevada de la mano de los hermanos canteros Lucas y Antonio de Lastra.

En su interior puedes observar una imagen de San Roque, que es el patrón del municipio, y en cuyo honor se celebran las fiesta de abril y también los festejos de agosto que son los más importantes de Blanca.

Callejear por el casco histórico de Blanca

Encierro de Blanca en Murcia

El castillo y la Iglesia de San Juan Evangelista son probablemente los dos puntos de partida para una visita a Blanca, pero el conjunto urbano de este municipio es en sí mismo una maravilla. Sus dimensiones invitan a pasear sin rumbo por un casco histórico que está muy cuidado y que tiene al río Segura como principal vertebrador.

Se puede empezar el paseo por el popularmente conocido como el «callejón». Este conjunto de callejuelas próximas a la plaza de la Iglesia es donde se celebra el encierro que tiene lugar durante las fiestas patronales de agosto.

Este encierro, que convierte a Blanca en la «Pamplona de Murcia«, es una tradición que lleva celebrándose desde hace más de trescientos años.

Durante el paseo por el centro, uno de los edificios que llaman la atención es la Casa del Conde de la Vallesa, construida en el siglo XlX como mansión de la familia Enrique Trenór y lamo de Espinosa, Conde de la Vallesa. Es un estupendo edificio de estilo neoclásico que se transformó en Hostería Rural.

También llama la atención el Teatro Victoria o el edificio del Ayuntamiento, de estilo ecléctico con reminiscencias barrocas.

La Avenida Río Segura, las playas fluviales y el puente de hierro

Kayak en el rio Segura en Blanca

Si viajas con niños como nosotros, también merece la pena hacer un alto en algunos de los parques de la ciudad o recorrer la Avenida Río Segura. Se trata de amplio pulmón verde que vertebra la localidad y que está repleto de terrazas, bares y restaurantes con un ambiente siempre extraordinario.

Aunque el paseo es recomendable todos los meses del año, cuando aprieta el calor te recomendamos darte un chapuzón en alguna de sus playas fluviales junto al río Segura con un entorno envidiable repleto de fauna y flora sorprendente.

Homenaje a los agricultores de Blanca

En esta zona también se encuentra otra de las señas de identidad de Blanca. Se trata de su puente de hierro construido en 1934. También podrás visitar el Museo de Luz y Agua u observar la escultura del artista Josep Pedro Ginestar, homenaje a los agricultores de la localidad.

Fundación Pedro Cano

Fundacion Pedro Cano en Blanca

Blanca es un pueblo muy hermoso rodeado de naturaleza, pero quizás lo que lo distingue de otros municipios similares es su apuesta total por al arte. A pesar de tener menos de 7.000 habitantes, la localidad es un referente para artistas llegados de todos los rincones del mundo.

Aunque es algo que viene de lejos, quizás el máximo exponente del boom artístico de la localidad sea Pedro Cano, cuya fundación está emplazada en el Museo y Centro de Arte de Blanca (MUCAB).

La Fundación Pedro Cano es de visita obligada. En ella podrás ver parte de la obra del blanqueño Pedro Canoñ El artista ha vivido, pintado y expuesto en Europa y América en lugares tan emblemáticos como los Museos Vaticanos, la Galleria degli Uffizi en Florencia o el Meadows Museum en Dallas.

Obra de Pedro Cano

Además de disfrutar de su espectacular obra, en la fundación se celebran exposiciones, conferencias y actividades que permitan conocer, extender y promocionar la expresión pictórica del artista y su relevancia en el mundo del arte, así como desarrollar y promover cualquier otra actividad relacionada en particular con la pintura y el arte contemporáneos.

A nosotros nos encandiló especialmente su serie de obras relacionadas con sus viajes por el mundo. Sus cuadernos de viaje son auténticas maravillas. También su serie dedicada a los mundos y ciudades imaginaria que tan bien describió el cubano Italo Calvino.

Pedro Cano todavía reside y pinta en su Blanca natal.

Centro Negra, IDOL y EDOM

Centro Negra de Blanca

Como hemos mencionado antes, es sorprendente que un pueblo del tamaño de Blanca tenga tal cantidad de obras de arte repartidas por todo el municipio. Casi en cualquier rincón puedes encontrarte un mural, una escultura o una muestra de la creatividad artística de algún autor local o extranjero.

Precisamente en el Centro Negra, residen artistas de todo el mundo que pasan temporadas en la localidad murciana. Consiste en un espacio de investigación y creación contemporánea para desarrollar proyectos artísticos en el contexto rural de Blanca.

Otro lugar importante es el Centro IDOL. Se trata de una antigua fábrica de frutas emplazada en el casco antiguo de la ciudad y que ahora se ha convertido en centro de arte donde exponen y se forman artistas locales. No exageramos si decimos que hay presente y futuro asegurado.

También es reseñable el Centro EDOM, el primer centro de arte de España especializado en la exhibición y divulgación del videoarte.

Gastronomía y artesanía local de Blanca

Donde comer en Blanca Murcia

Al estar emplazada en el corazón del Valle de Ricote y junto a la famosísima huerta murciana, la gastronomía de Blanca tiene las hortalizas y la fruta fresca como sus mayores exponentes.

Siempre nos gusta decir que en la Región de Murcia se come de maravilla. Y además, es de los pocos lugares de España donde todavía es fácil comer bueno, bonito y barato.

Su cercanía con la huerta y el mar provocan que las materias primas con las que se trabajan en los fogones murcianos sean excepcionales.

En Blanca probamos las típicas marineras (tapa de ensaladilla con una anchoa), los zarangollos (revuelto con calabacín y cebolla), pistos murcianos, tapas tan ricas como los caballitos o carnes y embutidos de primerísima calidad.

Restaurantes donde comer en Blanca

Gastroencuentro Valle de Ricote

Algunos de los restaurantes que más nos gustaron para probar la cocina tradicional blanqueña fueron el Asador Valle de Ricote, el Gastro – Bar Siglo XX o el Restaurante los Murcianos. También probamos la comida creativa del Restaurante MUCAB.

Además, nuestra visita coincidió con el primer Gastroencuentro Valle de Ricote, donde disfrutamos de un gran ambientazo y la posibilidad de probar la cocina de locales murcianos tan potentes como el Taúlla del chef blanqueño Rodi Férnandez.

Rodi Fernandez de Taulla

Esparto de Blanca, una muestra ancestral de artesanía local

El esparto siempre ha estado muy presente en Blanca. De hecho, muchas de las muestras artísticas que se pueden encontrar en la ciudad utilizan este elemento tan tradicional y autóctono.

Blanca vivió su época dorada en cuanto a la elaboración de productos de esparto en el siglo XlX y principios del XX con la aparición de varias fábricas de sogas y cordeles además de negocios de espartererías.

En la actualidad Blanca conserva una de las pocas fábricas que quedan en España que se dedique a la manufactura del esparto.

Descenso del río Segura practicando rafting

Descenso del río Segura en Blanca

Hasta el momento hemos paseado por Blanca, contemplado su pasión por el arte y saboreado su gastronomía. Pero es que Blanca no sería la joya escondida que es sin su entorno natural y las grandes posibilidades que tiene para disfrutar del turismo activo.

El descenso del Segura practicando rafting es una auténtica pasada. Se trata de una actividad de unas 3 horas de duración que hicimos con la empresa Rafting Murcia, en la que tienes la posibilidad de observar el río desde una perspectiva completamente distinta.

Después de un pequeño briefing sobre seguridad, la excursión parte desde el casco urbano de Cieza y vas atravesando el Valle de Ricote por Abarán hasta llegar a Blanca. Mientras tanto, observas de la flora y fauna del Segura. Nosotros vimos barbos, garzas y tortugas, además de gozar de un paisaje que quita el hipo.

Rafting en Blanca

La actividad es muy divertida porque hay ciertos tramos donde hay rápidos (para nada peligrosos) y descensos de varias rampas de 3 a 5 metros que te proporcionan unos momentos inolvidables.

Si el tiempo lo permite, hay tramos donde te puedes echar al agua y pasarlo en grande con un chapuzón. Súper recomendable, incluso para gente que no ha practicado nunca rafting como nosotros o que viaje con niños.

Rutas de senderismo en el entorno del embalse del Azud de Ojós

Embalse del Azud de Ojos en Blanca

La verdad es que al estar rodeada de montañas y arropada por el cauce del río Segura, las posibilidades para practicar senderismo en Blanca son casi infinitas. A espaldas del pueblo, se encuentra la Sierra del Solán, al sureste las sierras de Ricote y la del Oro, y al este la Sierra de la Pila.

En un fin de semana en el que combines naturaleza con la visita al pueblo, lo recomendable es hacer una ruta por el entorno del embalse del Azud de Ojós.

Finca La Favorita de Blanca

Nosotros hicimos una ruta muy cómoda (2 horas y media ida y vuelta) desde el Centro de Interpretación de la Naturaleza (CIN) de Blanca hasta el mirador del Azud de Ojós y fue un auténtico regalo para la vista.

Vas atravesando huertas con limoneros en flor, el precioso entorno del embalse y te vas topando con alguna joya arquitectónica como la Casa La Favorita, un gran casón edificado en el siglo XIX con decoración de estilo ecléctico.

Miradores de Blanca

mirador del Alto de Bayna en Blanca

Además del mirador del Castillo (del que os hemos hablado al principio del artículo) o el Mirador del Azud de Ojós, hay varios puntos interesantes donde llevarte una panorámica de ensueño de Blanca y el Valle de Ricote.

Uno de los más interesantes es el mirador del Alto de Bayna, emplazado sobre una pasarela flotante de metal construida sobre la roca del paraje de Bayna. Desde aquí tienes unas vistas magníficas de Blanca, La Navela, el embalse del Azud de Ojós y el Parque de las Cuevas.

Un poco más elevado y al otro lado del embalse, también tienes el precioso mirador de La Navela.

Guía para preparar tu escapada a Blanca

Mirador desde el castillo de Blanca

Ahora que ya conoces los sitios más importantes que visitar en Blanca, vamos a darte buenos consejos para preparar tu escapada turística a esta fascinante localidad murciana.

¿Cómo llegar a Blanca?

La forma más sencilla de llegar a Blanca es por carretera. No obstante, si vienes de zonas de España muy alejadas, una buena opción es llegar en tren hasta Murcia y allí alquilar un coche.

Desde Murcia son 30 minutos de trayecto (70 desde Alicante). Puedes consultar la ruta en Google Maps.

¿Dónde dormir en Blanca?

Casa Rural El Solan en Blanca

Siendo una localidad perfecta para disfrutar del turismo sosegado, Blanca tiene una buena oferta de casas y apartamentos rurales. Nosotros nos alojamos en la Casa Rural El Solán, una preciosa casa de tres plantas emplazada a dos pasos de la Plaza de la Iglesia.

No obstante, si quieres otras opciones aquí puedes echarle un vistazo a los mejores alojamientos de Blanca en Escapada Rural.

Otro que visitamos y también nos encantó fueron las Casas Rurales La Navela. Precioso complejo de casitas de colores equipado con todo lo necesario para unos días de relax en la naturaleza. A los peques les encantó su espectacular tirolina de 80 metros de longitud.
Tirolinas en Blanca

¿Te han gustado nuestras recomendaciones sobre qué ver en Blanca? ¿Tienes alguna sugerencia más sobre que hacer en Blanca y alrededores? Te esperamos en los comentarios. Tienes más información en la página web de Blanca Turística y no te olvides de votar a Blanca como Capital del Turismo Rural 2022 de Escapada Rural.

 

Pau García Solbes
Soy periodista y creador de contenidos de viajes profesional. Soy Licenciado en Ciencias de la Información en la especialidad de Periodismo. He trabajado y colaborado en numerosos medios de comunicación en temas relacionados con Internet, nuevas tecnologías y turismo. Además, soy co-autor del libro Viajar con niños, el manual para preparar tus vacaciones en familia de La editorial viajera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí