Si viajas al extranjero, viaja tranquilo. Te aconsejamos contratar uno de los mejores seguros de viaje. Consigue un 5% de descuento en IATI, el seguro que usamos nosotros, AQUÍ!

Si estás viajando por el sur de Inglaterra tienes que dedicarle al menos un día a la ciudad de Bath. Nosotros no dudamos en incluirla en nuestro itinerario, y eso que en principio nuestro viaje estaba destinado sólo a lugares que aparecieran en las películas de la saga de Harry Potter.

Y es que una localidad tan codiciada desde tiempo de los romanos no se podía ignorar, así que aprovechamos nuestra estancia en Bristol para acercarnos a Bath en tren y explorar esta histórica ciudad y sus numerosos encantos.

En este articulo, te ofreceremos una guía con los lugares imprescindibles que visitar en Bath en un día, desde sus famosas termas romanas hasta los rincones más pintorescos del casco antiguo. No obstante, si no dispones de mucho tiempo te recomendamos como mínimo que hagas esta visita guiada por Bath en español.

¿Listo para descubrir Bath? ¡Vamos allá!

Lugares imprescindibles que visitar en Bath

Sitios que visitar en Bath en un dia
Las famosas Termas Romanas de Bath.

Bath es una ciudad que desprende historia y encanto por cada uno de sus rincones. Es muy fácil de recorrer a pie y siempre tiene ese ambiente cosmopolita que le confieren los turistas venidos de todos los rincones del mundo. A nosotros nos encandiló en menos de 24 horas.

Uno de los primeros lugares que debes visitar son sus famosas Termas Romanas, un pedazo de historia en pleno centro de la ciudad. Justo al lado se encuentra la Abadía de Bath, que es otro punto clave con su espectacular arquitectura gótica.

No puedes dejar de caminar por el Puente Pulteney, una obra arquitectónica única en Inglaterra. Luego caminar para llegar al Royal Crescent. Sus preciosas casas adosadas georgianas son otra parada obligatoria.

Y si te apetece un descanso con sabor local, visita Sally Lunn’s, uno de los salones de té más antiguos de Inglaterra.

Bath, considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, tiene un reconocimiento cultural que se debe sin duda a su rico pasado histórico visible en cada esquina del centro de la ciudad. Ven y descúbrela con nosotros.

Consejo práctico para tu viaje a Inglaterra:

Nosotros siempre viajamos con seguro de viaje. Nuestro favorito es el seguro de viaje de IATI Seguros porque tiene unos precios fantásticos, una cobertura superior a la media y ofrecen siempre un trato personalizado y rápido.

Puedes contratar aquí el Seguro de viaje de IATI Seguros y sólo por ser lector de el Pachinko te aplican directamente un 5% de descuento.

Las Termas Romanas de Bath

Visitando las termas romanas de Bath
Visitando las termas romanas de Bath en familia.

Las Termas Romanas, construidas en el año 75 d.C., son un imprescindible que no debes perderte si visitas Bath. De hecho, suele ser el principal reclamo de la ciudad y fue el motivo por el que nos decidimos a visitarla.

Convertidas con el tiempo de un complejo termal religioso a un centro de baños y social, son consideradas una joya de Britania y un patrimonio cultural muy preciado. En su recorrido, descubrirás la gran piscina caliente, saunas, salas de vapor y áreas de relajación perfectamente conservadas e infinitas curiosidades sobre este lugar único.

Prepárate para una jornada de turismo cultural sumergiéndote en la historia romana y la arquitectura antigua que las Termas Romanas ofrecen. No olvides la audioguía (incluida en el precio de la entrada) donde te sumergirás de lleno en la apasionante historia de este lugar.

El precio de las entradas de las Termas Romanas de Bath son de 23,50 libras por adulto entre semana y 26 libras los fines de semana. Hay descuentos para estudiantes, mayores, niños y familias que puedes consultar aquí.

Abadía de Bath

La Abadia de Bath al atardecer
La Abadía de Bath al atardecer.

La Abadía de Bath figura en nuestra lista de lugares imprescindibles que visitar en Bath por su impresionante arquitectura y su rico pasado histórico. Además, están justo al lado de las Termas Romanas por lo que seguro que no se te escapa.

Como templo anglicano y monasterio benedictino, brinda a los visitantes la oportunidad de apreciar una increíble amalgama de historia religiosa y estética arquitectónica.

Admiramos las vidrieras, cuyos colores pintan un cuadro celestial en la luz del día. Nos asombramos ante las columnas doradas y la magnífica bóveda, una de las más impresionantes de Inglaterra.

Harás bien en incluirlo en tu itinerario, ya que no sólo es una joya de la ciudad de Bath sino también un importante sitio histórico.

Sally Lunn’s

Sally Lunn s bath
Sally Lunn’ es Bath.

Muy cerquita nos encontramos con Sally Lunn’s, la casa más antigua de Bath. Hoy en día es un restaurante muy popular que destaca por ofrecer una experiencia gastronómica local fascinante. La comida que sirven aquí es rápida, apetitosa y refleja la tradición culinaria de Bath.

Además de deleitarse con su comida, les fascinará el museo gastronómico que exhibe la rica historia de la ciudad. El servicio amigable y atento la convierte en una parada obligatoria para cualquier visitante.

Puente Pulteney

El precioso Puente Pulteney de Bath
El precioso Puente Pulteney de Bath.

La siguiente parada en nuestra ruta a pie por Bath nos lleva hasta el Puente Pulteney. Se sitúa majestuoso sobre el río Avon, convirtiéndose en una de las visitas imprescindibles en Bath.

Al caminar sobre él, disfrutamos de vistas espectaculares de la ciudad y del serpenteante río. También está repleto de tiendecitas, cafeterías y salones de té, donde descansar un rato y reponer fuerzas. Algunas son una auténtica delicia.

Este puente nace del diseño de Robert Adam y fue construido en 1774, siendo un hermoso ejemplo de arquitectura neoclásica británica. Desde entonces, no sólo sirve como conexión entre las dos orillas del río, sino también como un testimonio del pasado histórico de la ciudad.

Contemplando Bath desde el rio Avon
Contemplando Bath desde el río Avon.

Hay unas escaleras desde las que puedes ver el puente desde abajo y disfrutar de una preciosa zona verde. Desde allí también se pueden reservar agradables paseos en barco para ver la ciudad desde el río Avon. El recorrido dura aproximadamente una hora y no nos pudimos resistir a hacerlo.

Jane Austen Centre

El Jane Austen Centre de Bath
El Jane Austen Centre de Bath.

Seguimos hacia el norte de la ciudad y en nuestro paseo hasta el Royal Crescent nos topamos con el Jane Austen Centre, que es más que un simple museo en Bath. El lugar es un homenaje a la vida y obra de la famosa escritora, brindándole a los visitantes una mirada detallada a su mundo.

Nos encontraremos con objetos de interés que ella misma pudo haber utilizado durante su tiempo en Bath. Para los amantes de la literatura, el centro es como un viaje atrás en el tiempo, permitiéndonos apreciar las bellezas y desafíos de la época en que Jane Austen vivió.

The Royal Crescent

En familia en el Royal Victoria Park de Bath
En familia ante el Royal Crescent de Bath.

El Royal Crescent es uno de los monumentos arquitectónico más emblemático de Bath, destaca como principal ejemplo de la arquitectura georgiana en todo el Reino Unido. Su curioso diseño, compuesto por 30 casas adosadas de forma curva, llama poderosamente la atención.

Quizás te resulte familiar, porque este lugar se ha utilizado en múltiples ocasiones como escenario para películas y series de televisión (como la reciente Los Bridgerton). El lugar nos regala una vista panorámica impresionante de Bath y sus alrededores.

Royal Victoria Park

Royal Victoria Park de Bath
Royal Victoria Park de Bath.

Justo al lado del Royal Crescent se encuentra el Royal Victoria Park, famoso por sus impresionantes monumentos y un jardín botánico que alberga gran variedad de pájaros.

Tuvimos la oportunidad de disfrutar de sus senderos y áreas verdes, que son ideales para relajarse y apreciar la naturaleza en Bath. Además, había numerosos globos aerostáticos sobrevolando la zona que nos regalaron una estampa preciosa.

Con el buen tiempo es un rincón ideal para disfrutar de un día al aire libre. De hecho, verás a mucha gente haciendo pícnic en la zona.

The Circus

The Circus en Bath
The Circus en Bath.

A muy pocos pasos tienes el Circus, una joya arquitectónica que marca el esplendor del periodo georgiano en Bath. Sus formas curvas, las tres entradas y la disposición de las casas adosadas crean una armonía visual única que atrae a viajeros de todo el mundo.

Este lugar es un círculo perfecto de residencias históricas, una reliquia urbanística que ha visto pasar los siglos sin perder su encanto. El Circus no es solo un lugar para visitar, es un testimonio vivo de los tiempos antiguos y de la evolución de la ciudad.

Cómo llegar a Bath

Turistas en el centro de Bath
Turistas en el centro de Bath.

Existen varias opciones para viajar a la ciudad de Bath:

  • En tren: La estación de tren principal de la ciudad está conectada con distintas partes del Reino Unido. Es la opción que nosotros utilizamos para llegar desde Bristol.
  • En autobús: Hay múltiples líneas de autobús que llegan hasta Bath desde diferentes lugares. Esta forma de transporte puede ser más económica y ofrece vistas panorámicas del camino.
  • En coche: Si prefieres conducir, Bath cuenta con una excelente conexión con la red de carreteras. Además, en la ciudad encontrarás varios aparcamientos disponibles.

Esperamos que te hayan gustado nuestras recomendaciones sobre qué ver en Bath en un día. A nosotros es una ciudad que nos encantó y cuya visita merece mucho la pena. Si tienes sugerencias o dudas sobre este destino, te esperamos en los comentarios.

Pau García Solbes
Soy periodista y creador de contenidos de viajes profesional. Soy Licenciado en Ciencias de la Información en la especialidad de Periodismo. He trabajado y colaborado en numerosos medios de comunicación en temas relacionados con Internet, nuevas tecnologías y turismo. Además, soy co-autor del libro Viajar con niños, el manual para preparar tus vacaciones en familia de La editorial viajera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí